secciones

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

Sobre las pagas y la Navidad


El artículo que traigo hoy a esta sección, firmado por Ismael Sánchez Estevan, fue publicado por el "Noticiero Universal", el 20 de Diciembre de 1909. Es curioso observar cómo, ya entonces, los periódicos de la época recogían lo que más les gustaba de sus colegas y lo llevaban a sus respectivas publicaciones, como sucede en este ejemplo. El diario tarraconense, "Diario del Comercio" lo lleva a su portada el día 25 de Diciembre de 1909. ¿Les suena algo de lo que dice? Esto sólo viene a corroborar, querido lector, que ya está todo inventado.

En estas condiciones llega el mes de Diciembre, y el 20 se anticipa la paga del mes. Es decir, una paga que hay que estirar cuarenta y dos días nada menos, porque hasta el 1 de Febrero no se vuelve a cobrar. Y si para treinta o treinta y un días llega a duras penas, ¿cómo va a llegar para cuarenta y dos días interminables? Porque no hay que contar con que de la paga anterior quede un céntimo. Dinero y necesidad no pueden estar juntos; y como las necesidades son mayores que el dinero y como en Diciembre se echan encima un montón de gastos extraordinarios, no hay modo de realizar la más pequeña economía. Y vienen a agravar la situación del modesto empleado las dos plagas de Diciembre: la lotería y los aguinaldos. "¿Cómo no jugar a la Lotería? El Estado, administrador de ese juego, que le proporcionó pingües rendimientos, procura su desenvolvimiento y la miseria general le ayuda. La tentación de ese fantástico premio gordo, que proporciona una ganancia de 6000 por 1, es demasiado fuerte en hogares donde se anda siempre a bofetadas con las pesetas, por más esfuerzos que haga el cabeza de familia para aumentar los ingresos. Y empieza todo el mundo a ofrecer participaciones de Lotería… En la oficina, en el café, en la tienda, en la tertulia habitual de la familia, en todas partes ofrecen al pobre funcionario la suerte, el porvenir seguro, si cae el gordo… Por excéptico que el funcionario sea, no puede resistir tamaña tentación. Al fin y al cabo, su número entra en el bombo. ¿Y si cayese?El tentador le recuerda cosas de fortunas fantásticas… Tal señor, conocidísimo, estaba arruinado; sólo poseía un billete que nadie quiso comprar… Tal otro se redimió del servicio militar con la lotería…/ Y llega el sorteo y trueca en humo las ilusiones. Y queda sólo la paga mermada, que tiene que durar cuarenta y dos mortales días… Tras de la lotería vienen los aguinaldos. ¡Terribles aguinaldos!... No hay manera de defenderse de ellos. Un obrero que gana cinco o seis pesetas diarias puede muy bien excusarse utilizando como coraza la honrada blusa de trabajo que viste. Pero un empleadoque tiene seis u ocho mil reales de sueldo, es decir, con los descuentos, 375 ó 489 ptas al día, no tiene defensa, porque viste de otra manera…/ Pero es indudable que dar facilidades para gastar el dinero cuando las necesidades de la vida son superiores a los los ingresos, es contribuir a aumentar las penalidades del pobre.Estaría muy bien que se pagase el 20 si el Estado, al igual de ciertas Sociedades, diese ese día una paga extraordinaria, volviendo a pagar el 1º. de enero, de lo contrario, debe desaparecer esa absurda costumbre. Y en todo caso no estaría de más que desapareciesen también las dos plagas de Pascua: la desmoralizadora lotería y los espantosos aguinaldos. 

Ismael Sánchez Estevan
Noticiero Universal | 20 Diciembre de 1909


NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.