secciones

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

Las Ptomainas, ciencia popular



En una ocasión presencié la autopsia de un cadáver en plena descomposición; el hedor insoportable  que despedía hizo que el Juez de Instrucción ordenara a los Profesores que suspendieran la operación, por la imposibilidad de realizarla.

Cuando los médicos se retiraban, oí los comentarios propios del caso, y por primera vez el nombre de ptomainas.

Era yo estudiante próximo a terminar mi carrera, y aguzado de la curiosidad pedí explicaciones a los médicos, "los que me dijeron que eran venenos terribles que mataban rápidamente". Andando el tiempo y cuando cursaba el Doctorado, una de las lecciones de mi predilección fueron las de "vacunas, sueros y ptomainas".
Hablará a mis habituales lectores de estas últimas y les contaré el cómo y porqué fueron conocidos estos cuerpos. Y comienzo la historia bajo la forma de un cuento sensacional.

El año 1871 murió un general, del que se dijo que había muerto envenenado. Se incoó un proceso ruidosísimo, y tras las pesquisas fue considerado como autor un muy cercano pariente. Se hizo el análisis de las vísceras y de este minucioso análisis se dedujo "que el general había muerto por habérsele suministrado un alcaloide llamado la delfinina". Elevado este informe al Tribunal el presunto acusado no se conformó y hubo necesidad de nombrar otros peritos para que examinaran el anterior dictamen y vieran si estaba bien dado.

Uno de los nombrados era el gran químico Francisco Selmí, Profesor de la Universidad de Turín, el cual dijo: no puedo conformarme con el informe de mis colegas, los que han padecido un grave error que consiste "en haber tomado como un álcali procedente del vegetal "Delfinum" lo que es indiscutiblemente alcaloide, pero con la notable diferencia de que este veneno se había formado a expensas del cuerpo humano al entrar en putrefacción, y por tanto, "que no sólo se encontraba en el cuerpo del General, sino que también en todos los cadáveres en plena descomposición."

Y como lo que decía Selmi iba acompañado de prueba irrecusable, el tribual absolvió al acusado, el cual hubiera sido fusilado sin la intervención del gran Selmi.

¡Ah, la justicia! ¡Qué hubiera sido de ella sin la ciencia del glorioso Selmi! Y este resultado que libró a un inocente de una muerte segura, tuvo otra transcendencia a saber, "que el organismo animal produce bases o cuerpos semejantes a los de orígen vegetal que se llaman alcaloides".
Idea nueva, fecunda en resultados sorprendentes, punto que después se ha demostrado que no sólo en la putrefacción se producen, sino que también el organismo elabora estos venenos en estado sano.

Y de este conocimiento han sobrevenido consquistas positivas que iremos dando a conocer en sucesivos artículos.

Vicente Cortés

El Bloque
Periódico Demócrata
Cáceres, 28 de Diciembre de 1909

  • Notas de Curiosón:
La explicación que se le da en Wikipedia:

Las tomaínas o ptomaínas son un tipo de compuestos orgánicos nitrogenados formados por la acción de las bacterias responsables de la putrefacción sobre la materia nitrogenada. Algunas tomaínas son venenosas, aunque la mayoría son inofensivas. El término tomaína se aplicaba antiguamente a todos los venenos nitrogenados, incluyendo alcaloides y toxinas.

Ptomaína: Definición del término en "Portales Médicos", por la doctora Martin Ruiz.
(Del griego ptōma, atos, cadáver.) (Selmi, 1881) o mejor ptomatina, (Kobert.) Nombre genérico dado a los numerosos alcaloides (inofensivos o tóxicos) que se originan en los cadáveres en putrefacción. Esta denominación se ha extendido a todos los alcaloides de origen microbiano.

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.