secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Metomentodo


Una figura, la del entrometido, que recorre los siglos, la literatura, la vida social, pero que goza de una nueva actualidad con la proliferación de la ideología de la vigilancia y mediante la función de mirada de las redes sociales.

Sabemos lo entrañable que es para determinados sujetos pretender ocupar todos los lugares, estar en todos los guisos, olisquear lo que hacen unos y otros, así como permanecer siempre al tanto de sus vidas y hazañas. No tendría nada de malo si no fuera por lo molesto que les resulta a las gentes tener que convivir a diario con el metomentodo.

Su desagradable compañía tiene un modelo ejemplar en cada familia, y pocas son las que no refieren tener en su seno a un metomentodo de cabecera, generalmente personificado en la figura de esas madres, suegras, padres y suegros que fiscalizan, evalúan, juzgan, opinan y clasifican.

No te metas en mis cosas, déjame en paz, prefiero equivocarme solo, son lamentos diarios para muchos jóvenes pero que no sirven de mucho, su recorrido eficaz es tan corto como la pastilla para la ansiedad, ineficaz decirle nada al entremetido pues para él o ella las cosas de otros son cosas suyas. De hecho para las autoridades gubernativas de casi todos los tiempos, regentadas por sujetos decididamente obsesivos y controladores, lo que hacemos los ciudadanos es cosa suya, y la vida para ellos lejos de ser vivida sin más justificaciones, es algo que ha de ser reglamentada, inspeccionada, fotografiada, vigilada, multada o premiada, y a la postre juzgada.

Meterte donde no te llaman tiene un límite claro, pero ocurre que en Facebook por ejemplo, escribir algo comporta dar permiso a los amigos para meterse donde sí que los llamamos, pues toda la red social es un llamado universal a entrometerse unos en las opiniones y actividades de los otros, a mirar adónde se viaja, qué se lee, las opiniones políticas, las futboleras o los gustos culinarios.

Nunca antes en la historia se ha podido llegar a conocer tanto de los quehaceres de unos y de otros, y al instante. Esto ayuda mucho a la construcción de un gran zoco de metomentodos, pues captaron rápido que allí habría carnaza. Son felices suponiendo que acceden a la vida de sus semejantes. No saben que lo más íntimo permanece ignoto incluso para cada uno.




De la sección del autor en "Curiosón": "Vecinos ilustrados" @Aduriz2012

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.