secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

OTRAS SECCIONES

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Situación social y política de la España visigoda


Siempre que nos ocupemos de la situación social y política de España durante un periodo determinado de su historia, debemos fijarnos en el estado de las personas y de las tierras, en el lapso de tiempo a que nuestro examen se contraiga, puesto que esos y no otros son los elementos que integran toda nacionalidad.


Se dividían las personas durante la dominación visigoda, en libres y esclavos, siendo de notar que la situación de éstos no revestía los caracteres de dureza y crueldad que tuvo en los primeros tiempos de Roma y en los pueblos orientales, hasta el punto de que en la manera especial que tuvieron los visigodos de entender la esclavitud, pudiéramos encontrar el germen de lo que convenientemente desarrollado, fue más tarde la servidumbre de la gleba. Dos orígenes tenía la esclavitud: la guerra y la generación; en ella incurrían los prisioneros a quienes se conservaba la vida, y en ella vivía la descendencia de estos. Como una vez asentados en nuestro suelo, los visigodos trocaron aquel continuo guerrear a que venían acostumbrados, por una vida completamente sedentaria, debió la esclavitud ser originada, casi en su totalidad, por la generación, aun cuando siempre fuera proclamado el otro origen.

Entre las personas libres, se distinguía el pueblo vencedor del vencido, compuesto uno y otro de diversos elementos, pues en aquél figuraban los demás pueblos bárbaros al lado de los visigodos, aún cuando éste lograra sobreponerse a ellos, y entre los vencidos. había gentes de origen íbero, celta, fenicio, griego y cartaginés, todos los cuales, romanizados, se comprenden en este periodo bajo la común denominación de hispano romanos.

Las diferencias entre vencedores y vencidos son bien notables en un principio, sin que durante largo tiempo se pensara en borrarlas, y sólo allá en los últimos tiempos de la monarquía visigoda. es cuando se realiza la fusión de ambas razas, a las cuales separó durante largo tiempo, no sólo costumbres y hábitos diversos, sino diferencias religiosas y políticas. Con efecto, los visigodos eran arrianos y los hispano-románicos católicos, convirtiéndose aquellos a la verdadera religión en la época de Recaredo. Los vencidos se regían por el antiguo derecho romano, y algunas, aunque escasas, costumbres locales, recuerdo de los pueblos que con anterioridad a Roma ejercieron influencia sobre el nuestro. Los visigodos se regían por sus antiguas costumbres de los bosques
de la Germanía, y las estepas de la Dalmacia y la Seytia, costumbres propias de un pueblo errante y nómada, y contrarias en un todo a la vida sedentaria a que bien pronto se acostumbraron. De aquí que el derecho de los vencidos, viniera a ejercer cierta influencia sobre el de los visigodos.



Matías Barrio y Mier (Verdeña, 1844 – Madrid, 1909)
De la serie, "Historia General del Derecho Español".


Es propiedad del Autor.
Queda hecho el depósito que marca la Ley.


NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.