secciones

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

AUTORES DE NUESTRA HISTORIA

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

El mundo del símbolo

El símbolo es la reflexión inicial y profunda sobre la experiencia del mundo. 

Es un rayo iluminador que despierta y desvela un significado profundo del mundo, de la vida y de la existencia, revelándola y descubriéndola. 

Es el modo humano de articular la realidad en torno a los fundamentos de la realidad, fruto de una relación tensa de ruptura y unión del hombre con su mundo, que le abre a una comprensión numinosa de la realidad.-A través de él, se abre un acceso a una dimensión profunda de la realidad. Hace ver más que facetas, dimensiones de profundidad de la estructura de la realidad. Nos acerca a los límites, al lado oculto e insondable de la realidad, allí donde mora el misterio pues, incluso el símbolo no religioso, tiene vocación de sagrado, apela al Poder o sobrepoder de la realidad.

El conocimiento que nos aporta no es sistemático, sino de perspectiva al centro de la realidad desde donde las cosas se comprenden articuladas dentro de una red y de un orden mayor.

Pero el símbolo es implicativo e indirecto, pues no refleja la realidad objetiva al existir un distanciamiento entre el símbolo y lo simbolizado, sino que ayuda a descubrir lo profundo, lo escondido, evocando y llamando a lo ausente. Es, pues, la epifanía de un misterio ausente.-Es precisamente este componente negativo -la distancia entre el símbolo y lo simbolizado-, lo que lo convierte en fuente inagotable de sugerencias, no agotándose en una única interpretación.

Por eso, el mundo del símbolo es multivalente, polisémico y de inagotable interpretación. Es capaz de mostrar cómo la realidad, aparentemente heterogénea, presenta, en el fondo, una gran unidad y coherencia, mostrando la comunicación entre sí de diversos niveles cósmicos y convirtiéndose en un instrumento ensamblador de contrarios.

El símbolo responde a la necesidad del hombre de vencer la precariedad, la fragilidad de toda construcción humana y la inestabilidad y contingencia de sus logros. Ya desde los primeros tiempos, el hombre atisbó que por debajo de la diversidad y aparentes antinomias de la realidad, late una unidad profunda. Es de esa experiencia primordial de la que el símbolo vive, procurando que, en su comprensión, el hombre pueda lograr que el mundo al que pertenece, se convierta en el mundo que le pertenece.

Pero como en todo mundo, también en el del simbolismo acechan peligros: el de la manipulación, los excesos, el subjetivismos, la idolación y la ilusión permanentes que llevan a confundir las imágenes construidas con la realidad. Sin un pensamiento crítico, el mundo simbólico se vuelve frágil. No olvidemos que el símbolo es un cristal tintineante y sonoro, pero sumamente quebradizo. Un tesoro que llevamos en vasija de barro.




Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.