secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Santa María la Blanca


La iglesia de Villalcázar fue declarada Monumento Nacional en 1919. A su vez, está catalogada como BIC (Bien de Interés Cultural), merecidos galardones que ya le van quedando pequeños, pues desde mi humilde opinión esta edificación es de valor incalculable y llamada a ostentar, en un futuro próximo, grandes reconocimientos y nuevos galardones en este aspecto, y si no, al tiempo. A primera vista, nada más aproximarse al pórtico de entrada principal, impresiona la monumental fachada. Este pórtico detalla espectaculares motivos escultóricos sobre el doble friso que corona su puerta de entrada, con la imagen de su Virgen y escenas de la Epifanía, Anunciación y Adoración; en el superior, no falta el labrado del Pantocrátor y Tetramorfos junto con un incompleto Apostolado. La construcción se realizó bajo la dirección de los monjes de la Orden del Temple y con su aporte económico. Se inició a finales del siglo XII, impregnando en sus primeros remates un estilo propio del tardorrománico. Si te fijas con detalle, apreciarás como los canteros encargados de la obra van transicionando y aplican un prematuro gótico al grueso de la edificación, también denominado como protogótico. Su historia se constata de la ingente documentación que aporta la iglesia a estudiosos y expertos en arte del medievo, desgranando gran parte del legado de esta impresionante iglesia.

La soberbia construcción se dilató durante noventa y nueve años, según me aporta el párroco local, don Jesús. Este sacerdote, amablemente y previo pago de entrada, te explica con todo lujo de detalle las excelencias del templo, así como las innumerables vicisitudes acontecidas durante los ochocientos años de existencia de tan magnánimo edificio. Don Jesús, visiblemente emocionado y haciendo honor a su auto encomendada y digna tarea de dar a conocer este impresionante legado patrimonial, centra sus palabras, y a ser posible tu atención, en el apasionante relato que con elocuente entusiasmo narra magistralmente, dedicando las primeras palabras de su explicación a la exaltación que el rey, Alfonso X el Sabio, otorgó a este lugar y a su Virgen en la composición de varias de sus más conocidas Cantigas, las denominadas de Santa María (las Cantigas del rey fueron un premonitorio "reclamo turístico" para Villasirga, camino de peregrinos a día de hoy, convirtiendo este santo edificio en uno de los templos de mayor peregrinación de la ruta jacobina).



Para saber más: Dentro de mi mochila
Imagen: Eduardo Gutiérrez





Una serie de Eduardo Gutiérrez para © Curiosón

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.