secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Josefina Aldecoa, maestra y escritora.

Nace en La Robla (León) en 1926 y muere a finales de marzo de 2011 en Mazcuerras (Cantabria), a los 85 años.
El apellido Aldecoa era el de su marido, Ignacio Aldecoa, fallecido prematuramente en 1969 y con el que quiso de esa forma sellar un vínculo perenne.



Murió en Cantabria, en su casa de Mazcuerras, a donde se había retirado en los últimos tiempos. Y murió sin ruido y sin aspavientos, como había vivido. Su elegancia y su fuerte personalidad nunca necesitaron pregoneros porque todos sabíamos que era una gran dama, tolerante y sencilla, que poseía entre sus recuerdos más íntimos el haber estado casada con uno de los mejores novelistas de la posguerra con el que conmpartió años de felicidad indecible, y el ser una de las últimas supervivientes de la llamada Generación del 50, aquel grupo de escritores que pretendieron transformar el mundo con sus palabras.

Nacida en La Robla (León) en 1926, hija y nieta de maestras, fundó a los 33 años un colegio laico en Madrid, el Colegio Estilo, heredero de las ideas de la Institución Libre de Enseñanza ,que pretendía una educación libre, culta y laica, y uno de cuyos lemas era “Enseñar a pensar”.

Convencida de que sólo la educación puede cambiar a las personas, Aldecoa defendía el afecto como vía para la educación, pero también la firmeza y la claridad en las reglas. Solía decir que “no hay dedicación más hermosa que la enseñanza”.

“Justa, ética y rigurosa”  son tres adjetivos que su hija Susana le dedica al resumir su personalidad, la muerte de su marido la sumió en una profunda depresión y abandonó la literatura hasta que en 1990 publicó “Historia de una maestra”, la primera de las novelas de una importante trilogía. Precisamente en la tercera de ellas titulada “La fuerza del destino”, habla de la vejez y la soledad de forma increíblemente premonitoria, y también del exilio interior en el que a veces nos dejamos caer.

Su prosa limpia y elegante, así como los personajes que cruzan por sus novelas esforzándose por asumir la soledad, superar dificultades y mantener siempre la dignidad, convierten su obra en una de las más importantes y bien construidas con la que hemos podido disfrutar durante varias décadas y le damos las gracias por ello.

Defensora inteligente de las mujeres y de la enseñanza laica, esta mujer “elegante por fuera y por dentro” dividió sus afanes entre la literatura y la docencia, y siempre veneró el recuerdo del esposo fallecido.

Temas relacionados en Curiosón: Ignacio Aldecoa                            
Imagen: Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), commons.wikimedia.org





Sección para "Curiosón" de Beatriz Quintana Jato.


NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.