secciones

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

Puente de Lorca


Lorca
Cirauqui (Navarra)

Este puente medieval que atraviesa el río Salado, conocido popularmente como puente de Lorca, y situado entre esta localidad y Cirauqui, término este último al que parece ser pertenece, junto al actual canal de Alloz, es una construcción de sillería del siglo XII, de dos arcos y tajamar central de base triangular. Ha sido y es paso peatonal de los peregrinos que caminan a Compostela. Pudo pertenecer a una antigua calzada romana que luego se convirtió en Camino hacia Santiago.
Consta de 2 arcos, ligeramente apuntados, uno más rebajado que el otro, con una longitud de vano de 10 y 9 m respectivamente. La longitud total del puente es de unos 30 m y la anchura entre paramentos de 3 m. Actualmente su tamaño resulta desproporcionado para el caudal y anchura del río, ya que un vano queda fuera del actual cauce. La causa parece ser la construcción aguas arriba del embalse de Alloz, que ha llevado consigo una regularización del río disminuyendo el caudal de avenidas.

Tiene fuerte pendiente, sobre todo en el camino que llega de Puente la Reina y dado el estado lamentable en que se conservaba, con la maleza invadiendo los espacios, careciendo de pretil y el pavimento desaparecido quedando a la vista el trasdós de las bóvedas en la parte superior, en 2006 se decide hacer una intervención importante que cambiará la fisonomía del mismo presentando tras ella el perfil actual, bastante diferente al original. Junto al puente puede observarse parte de la antigua calzada. Existen varias referencias históricas y anécdotas referentes a este puente.

Según relata el Codex Calixtinus “el agua en ese puente estaba envenenada y el caballo que bebía allí, moría. Dos hombres afilaban sus navajas y con ellas desollaban a las caballerías de los peregrinos”. A Aymeric Picaud, los vascos y los navarros no le caían bien y en su “Guía de Peregrinos” aprovecha para cargar tintas sobre ellos. Es probable que algún caballo acalorado bebiera unas aguas demasiado frías, pero no venenosas ni contaminadas y muriera.


Texto: Rosi Cuevas
@Imagen: Juan Sánchez


Sección en "Curiosón": "Puentes de Rosi"

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.