secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

OTRAS SECCIONES

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Pineda de la Sierra

Se localiza dentro del espacio conocido como la Comarca de la Demanda, atravesado por el río Arlanzón, comarca turística cada vez más visitada por gente que vuelve encantada por sus bosques y espacios naturales.



Allí se localiza, asímismo, la sierra del Mencilla (1929 m), con una antigua estación de esquí, Valle del Sol.
En el Censo de Floridablanca de 1787, ya se la cita como perteneciente a la Hermandad de los Montes de Oca en el partido de Juarros, uno de los catorce que formaban la intendencia de Burgos entre 1785 y 1833.

Aunque las explotaciones mineras del contorno fueron breves e irregulares, se construyó el ferrocarril, lo que en su tiempo marcó un hito para la localidad. Las Minas de Cerracín evidencian su pasado.

Otro lugar que merece una visita es el Parque del Estaralbol, desde donde se puede admirar el extenso bosque de la Sierra de la Demanda y los dos embalses de fondo.

Situación:
Comunidad: Castilla y León
Comarca: Sierra de la Demanda
Provincia: Burgos
Distancia: 50 km a Burgos
Población 101 hab. (2015)
Altitud: 11 msnm
Títulos y Menciones: Iglesia románica de San Esteban declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico.
Curiosidades:El núcleo urbano de Pineda de la Sierra presenta una estructura arquitectónica bien definida y conservada: sus casas de piedra arenisca rojiza, sus tejados a dos aguas con teja árabe, ventanas pequeñas para evitar lo más posible el frío, grandes puertas de madera con cuarterón y los escudos de piedra en sus fachadas.
La autora Carla Montero, en su obra El invierno en tu rostro, inicia la historia de la novela inspirándose en el accidente de avioneta que acaeció en el pico San Millán en abril de 1948, y en el que fallecieron los tres ocupantes franceses que viajaban en la misma.

Imagen: De Eduvet - commons.wikimedia
Para saber más: Wikipedia



De la serie Pueblos y Ciudades con encanto, Pueblos de España.



Leer más »

Los céntimos de Fontaneda

En la correspondencia que mantienen nuestros pueblos con la familia Fontaneda en los albores del pasado siglo, se encuentra también una buena muestra de la historia del comercio en aquellos tiempos.

Froilán de Lózar 


El 25 de abril de 1924, desde Fontaneda se le remite una carta a Don Vicente Llorente, que regentaba en Vañes una tienda de comestibles, anunciándole que ya disponen de jabón “toral” en trozos de 460 grs. Y que la caja de cien se la cederán al precio de cincuenta y siete pesetas. “Mucho celebraré verme favorecido por sus gratos encargos”·
Ese mismo año, desde La Venta Urbaneja, se pide a la empresa les confirmen si tienen treinta sacos de un producto que necesitan, “para telegrafiar a Isidro, el carretero de Cervera, que vaya y se los carguen”.
Ya con anterioridad, en una carta fechada en la Abadía en el mes de Noviembre de 1918, Raimundo Blanco responde a alguna misiva del empresario aguilarense en la que le cita las 890 pesetas recibidas en valores declarados. “Me extraña diga en la suya que le envíe lo antes posible el pedido de alubias; digo esto porque no hay ya alubias en casa y entendí a mi cuñado que no se las podía ceder a usted al mismo precio que las primeras y se las vendió a otro”.
En la misiva se da cuenta de un error “al cargar en la factura, en vez de 16 pesetas, como usted dice, veinte, según lista que tengo yo a la vista”.
Uno lee las cartas, las relee, se detiene sorprendido ante las preocupaciones que los errores de los contables de aquel tiempo provocan en los comerciantes de estos pueblos. No hemos de pasar por alto tampoco el momento que viven aquellas gentes, para quienes unos céntimos reclamados injústamente  –según se desprende por las cartas– tanto daño implicaban.

En Octubre de 1918, Manuel Gómez, de San Salvador de Cantamuda, remite una carta a Fontaneda para recordarle que se le cobran cuatro arrobas y media de fideos y al abrir la caja sólo encuentra media.

En Agosto de 1923, el vecino de Areños, Ceferino Diez, escribe indignado a los hijos de Eugenio Fontaneda: “En este momento recibo la suya por la cual he recibido grandes molestias, por cuanto estoy segurísimo que no le debo cinco céntimos, pues tiene que ser un error muy grande suyo, puesto que hace doce años que no le compro”.

Ya en 1912, a Gregorio Duque, vecino del mismo pueblo, se le venía reclamando una cantidad que según sus cuentas no adeudaba y se le sirvieron dos fanegas de garbanzos un real más caro del precio convenido.

Por esas mismas fechas, al vecino de Camasobres Francisco García le reclaman ocho pesetas, cuando, asegura, no le debe nada y siempre le ha pagado al contado. El hombre parece tan seguro que invita al empresario a que pregunte al público por su criterio, emplazándole para el día de la Feria de Cervera.

Una historia intensa y sorprendente que iremos puliendo y ampliando en sucesivas ediciones.

___________________________________


"Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería".  Editorial Aruz, 3ª Edic, Julio 2014
Un exhaustivo estudio de la historia, las tradiciones, los personajes, las leyendas y las anécdotas de los pueblos que se encuentran entre Cervera de Pisuerga y el Puerto de Piedrasluengas. El libro recoge el trabajo de investigación realizado en los últimos 30 años por el autor perniano Froilán de Lózar.
Gremio de Editores de Castilla y León, Octubre de 2011

Leer más »

Riaño


Riaño era conocido como "la Suiza Española" a mediados del pasado siglo y su historia cambió radicalmente al anegar el pueblo el embalse que lleva su nombre, junto a ocho pueblos más del valle:  Anciles, Salió, Huelde, Éscaro, La Puerta, Burón, Pedrosa del Rey y Vegacerneja. A Burón y Riaño se les asigna un nuevo emplazamiento donde se trasladan algunos edificios monumentales .
El Nuevo Riaño se edifica en el paraje de Valcayo y en el pueblo predomina el sector servicios, dedicado fundamentalmente al turismo.

Desde Pedrosa se traslada la iglesia, con portada románica y desde La Puerta se trae la iglesia de Nuestra Señora del Rosario (Siglo XIII), que alberga pinturas de diversos estilos.

Se salvan también de las aguas dos de los ochenta hórreos que tuvo la zona y en el Museo Etnográfico Comarcal puede admirarse una recreación de la casa típica de la zona, "La Casa del Humo", con techumbre a dos aguas y cubierta de paja de centeno.

Situación:
Comunidad: Castilla-León
Comarca: Montaña de Riaño
Provincia: León
Distancia: 95 Km a León/ 35 Km a Cistierna
Población 490 hab. (2015)
Altitud: 1131 msnm
Gentilicio: Riañés/sa.
Gentes:
El actor español Imanol Arias, nacido en el Viejo Riaño en 1956.
El periodista Arturo Tejerina, nacido en el Viejo Riaño en 1956.
 Reportaje: "Curiosón"
 Para saber más: Wikipedia



De la serie Pueblos y Ciudades con encanto, Pueblos de España.



Leer más »

Lerma


Conocida también como La Villa Ducal de Lerma, nombre unido al mecenazgo de Francisco de Sandoval y Rojas, primer duque de Lerma, el hombre más poderoso del reinado de Felipe III, que se hizo a base de manejar el tráfico de influencias, la corrupción y la venta de cargos públicos.

Su plaza Ducal, una de las mayores de España, fue considerada modelo urbanístico que en otro tiempo se utilizó como corral de comedias y como coso taurino en las conocidas como "fiestas del toro enmodorrado". Los toros eran rejoneados por los nobles y sin ser matados eran incitados a entrar en un callejón que conducía directamente al precipicio; así morían despeñados.

Se conserva todavía el Arco de la Cárcel, una de las cuatro entradas de la villa. Uno de los edificios de arquitectura religiosa es la Colegiata de San Pedro, con seis imágenes en su establo barroco atribuidas a Juan de Ávila.

A finales del pasado siglo se crea en Lerma una banda de Música, que sigue realizando su actividad de forma independiente, con una escuela de música a la que acuden en la actualidad unos 80 alumnos.
Lope de Vega, como testigo de los fastos  desarrollados en la villa por iniciativa del conde de la localidad, escribió en 1613 "la burgalesa de Lerma".

Situación:
Comunidad: Castilla y León
Comarca: Arlanza
Provincia: Burgos
Distancia: 42 kms a Burgos
Población  (2015): hab. 2703
Altitud: 849 msnm
Gentilicio: Lermeño/ña.
Títulos: Declarada conjunto histórico-artístico en 1965.
Principal Conjunto Arquitectónico Herreriano de España.
En el Palacio Ducal de Lerma se encuentra el único parador ubicado en esta provincia, uno de los diez mejores de España.
Fiesta Barroca (primer fin de semana de agosto) nombrada de Interés Turístico Cultural.

Imagen: De Carlos Delgado - commons.wikimedia
Para saber más: Wikipedia



De la serie Pueblos y Ciudades con encanto, Pueblos de España.



Leer más »

135 años de Diario Palentino

Diario Palentino acaba de cumplir 135 años, 135 años que son de todos porque son parte de nosotros, un retrato continuo de los palentinos (y de las palentinas, como diría el cursi) y de nuestra evolución, de nuestros muchos sinsabores y de algunas alegrías, generalmente más escasas. Asomarse a las páginas de nuestro periódico es pasearse diariamente por nuestra geografía, por sus inquietudes y sus vicisitudes.



Tengo el honor de haber puesto mi humildísimo granito de arena en su sección de opinión durante veinte de esos años, viendo cada vez que me acercaba a la redacción cuánto esfuerzo ponen a diario sus profesionales para sacar adelante una de las instituciones locales y provinciales con más solera y más querida por los ciudadanos. Es inevitable hacer llegar mi felicitación por el cumpleaños a todos los amigos que allí dejé.

Con su trabajo, en ese retrato continuo de Palencia que decía al inicio, uno contempla la belleza de nuestra provincia, de norte a sur, y el esfuerzo cotidiano por salir delante de los ciudadanos, que a veces tiene más de ejercicio de supervivencia que de vivencia. Cuando llegan estas épocas del año a mí me entran unas ganas enormes de alabar las bellezas de los pueblos del norte, de esa recóndita montaña palentina, tal vez porque para meseta ya tuve bastante en mi infancia y juventud. Durante un instante siento ansias de mudarme a Brañosera, a La Pernía, a Valdivia…

Pero se me pasan enseguida, vivir allí es para súper héroes hechos de una madera especial, con unas dificultades especialmente grandes, para héroes, ya digo. La nuestra es una provincia de llegar, ver y escapar. Es bellísima, pero las distancias, las carreteras, los servicios, los hospitales, supermercados, tiendas, todo eso que llamamos calidad de vida, quedan muy lejos. Estamos configurando nuestra provincia en el vacío, así que enseguida se me pasan esas ganas y simplemente me las aguanto hasta la siguiente escapada. Eso, estamos haciendo una provincia de escapada, de “tente mientras cobro”, de oración del funcionario: “Señor, que aguante sin romperse hasta el próximo turno”.

Y eso que la actividad parece frenética a pesar de que la primavera es solo un solemne recuerdo y un etéreo deseo y las heladas ya han empezado a dejarnos su hosco saludo matutino. En las páginas de Diario Palentino uno no deja de encontrarse con maratones, jazz, encuentros de vehículos clásicos, celebraciones, inversiones… la vida, en definitiva, que sale a nuestro paso cada día.

Y sin embargo Palencia se muere, como todo el interior de España. No, amigos oyentes, no voy a volver a machacar sus estimados oídos con esta cantinela de la despoblación ya repetida otras veces, aunque sigue siendo dolorosamente verdad. Hoy, sin embargo, quiero resaltar el reverso de esta moneda, cómo otros, mucho más ricos que nosotros, más prósperos, más habitados, más industrializados, con futuro, con vida, reclaman del Estado más dinero, más inversiones, más actuaciones, más implicaciones, más compromisos. Los más ricos, quieren más, lloran más y encima nos insultan, nos amenazan y nos desprecian… y con la colaboración de políticos, suyos y nuestros, a los que no voy a calificar porque quiero salir de casa tranquilamente, lo van a conseguir.

Todo lo que se les ha dado hasta ahora no es suficiente, todo lo que se les ha dado hasta ahora ha impulsado su crecimiento e impedido el nuestro, todo lo que se les ha dado hasta ahora ha asegurado su progreso y limitado el nuestro. A pesar de lo cual hay entre nosotros mismos partidos políticos empeñados en que los pobres no somos justos con los ricos, en que los siervos no somos solidarios con los amos, en que los que han tenido que emigrar, castellanos como nosotros, por ejemplo, imponen su cultura por la fuerza. Como las neuronas se me están alborotando lo dejo ahí, señores, ustedes verán.

135 años representan muchos miles de fotografías, informaciones, análisis de Palencia hechos cotidianamente, es una minuciosa descripción de nuestros avatares a caballo de dos siglos, un retrato detallado de nuestra evolución. Enhorabuena a ese enorme equipo de profesionales que día a día nos lleva a casa todo cuanto sucede del Peñalabra al Cerrato.






Cuaderno de Pedro de Hoyos
Ver todos los artículos de esta serie en su cuaderno: "Es Palencia; es Castilla, oiga
Leer más »

Coca

A 50 kilómetros de la capital y a 60 kilómetros de Valladolid, la capital de la comunidad, Coca es un punto de importancia para el turismo de interior. 


Coca 
Segovia

Enclavada entre los ríos Eresma y Voltoya, la muralla, que ya citan los autores latinos, era un punto estratégico para la salvaguarda de la ciudad en el pasado. Parece que en el año 151 a.C., Apiano hace referencia a un cruel engaño que hace doblegar su resistencia.
Ya en fechas más recientes, la historia hace referencia a la entrada de Napoléon en Coca en 1808, cuyas tropas queman el archivo municipal, la fábrica de vidrio, el convento y dejan en ruina el castillo donde se alojaron.
Su castillo está considerado como el más bello exponente del mudéjar militar castellano, que fue mandado levantar a finales del siglo XV por el arzobispo don Alonso de Fonseca, reinando en Castilla Enrique IV.
Entre las propiedades que la Casa de Alba posee en Castilla y Leon, se cita el castillo de Coca.
Merecen también especial atención los restos de la muralla, el arco de la Villa y la iglesia de Santa María la Mayor.
En este lugar nace en 1902 el famoso mesonero Cándido, que adquiere en 1931 el Mesón de Azoguejo y logra su popularidad con el cochinillo asado, valorando también los "Judiones de la Granja" servidos con oreja y manitas de cerdo, la sopa castellana y el cordero asado.
En el mes de Agosto se celebra aquí la feria medieval.

  • Situación:
Comunidad: Castilla-León
Comarca: Comunidad de Villa y Tierra de Coca
Provincia: Segovia
Distancia: 50 km a Segovia
Población (2015): 1896 hab.
Altitud: 785 msnm
Gentilicio: caucense
  • Títulos:
 En 1928 el castillo de Coca fue declarado Monumento Histórico Nacional y en la actualidad sirve de sede de la Escuela de Capacitación forestal.

Para saber más:
Wikipedia
www.coca.es/
www.escapadas-ibericas.com/
www.segoviaunbuenplan.com/



De la serie Pueblos con encanto, Pueblos y ciudades de España. 


Leer más »

Camino de Las Tuerces


Las Tuerces y el Cañón de la Horadada siguen siendo un gran reclamo turístico del Norte de la provincia. Así se demostró una vez más el 14 de mayo de 2013 con la celebración del Geolodía, una actividad con la que se pretendía acercar a la sociedad tanto la geología como la profesión del geólogo.



Una excursión por el complejo kárstico y el entorno del río Pisuerga, organizada por la Asociación Argeol (Reserva Geológica de Las Loras), en colaboración con la Sociedad Geológica de España, que reunió a unas 120 personas.



La ruta comenzó en la localidad de Mave y se dirigió hacia el espectacular Cañón de la Horadada. Una excursión de 6 kilómetros en la que participaron personas de todas las edades procedentes de la comarca de Aguilar de Campoo, además de Palencia, Burgos, Cantabria, Asturias y León. «La ruta la hicimos en grupos y pidiendo a los participantes que tuviesen especial cuidado ya que íbamos a recorrer un entorno natural protegido», señala una de las guías Karmah Salman.




Durante el recorrido fueron explicando a los excursionistas aspectos muy curiosos que algunos desconocían, como las explotaciones de lignito que existieron en la zona, cómo se crearon Las Loras, todas las alteraciones que se han producido con el paso de los años en el macizo calizo, la erosión realizada por el río Pisuerga, etc.



El itinerario les llevó hasta Villaescusa, donde efectuaron una pequeña parada en su teleclub. Posteriormente ascendieron a Las Tuerces para ver las bellas formaciones producto de la erosión. Allí se les habló sobre la historia geológica, los fósiles y la interesante fauna y flora de la zona.


Reportaje: José Luis Estalayo
Ver más temas relacionados en nuestro blog Orígenes.



De la sección de la autora en "Curiosón": "Una mirada al pasado" @MRedondo2016

Leer más »

Puente viejo o romano de Quincoces de Yuso


Quincoces de Yuso
Burgos

En la localidad de Quincoces de Yuso, la más poblada y capital del Valle de Losa, en las Merindades Burgalesas, siendo partido judicial de Villarcayo, se encuentra un bello puente denominado puente romano o puente viejo, irrigado por el río Jerea, afluente del caudaloso Ebro. Dicho río nace a pocos kilómetros al norte de este lugar, y según me cuentan, en la actualidad, en la mayor parte del año, apenas lleva caudal a su paso bajo el puente.

Esta localidad tuvo gran apogeo en la Baja Edad Media debido en mayor medida al lanzamiento del Camino de Santiago y pese a que en el citado valle, hay numerosos vestigios de los asentamientos romanos, en mi opinión este puente presenta una estampa medieval.

Consta de tres arcos de medio punto de forma regular y luces similares y dos tajamares bien asentados en el lecho del río, en ambos lados del puente, y situados a la altura de las arcadas y del actual pretil. Se aprecia la falta de sillares en la parte transitada, presentando un aspecto manifiestamente mejorable si bien quedan vestigios de su esplendor en algunos de ellos, de buena factura y bien escuadrados. Su carrera muestra en la actualidad un aspecto liso de tierra, sin apartaderos ni ningún otro elemento destacable. En la margen derecha, un pequeño murete de piedras, sirve de contención, a modo de manguardia.

Atravesando el puente se llega a una casa de indiano del siglo pasado reformada y convertida en hotel, denominado Puente Romano. Su color rojo destaca en el conjunto.

Texto: Rosi Cuevas
@Imagen: Juan Sánchez


Sección en "Curiosón": "Puentes de Rosi"
Leer más »

Las Edades del Hombre en Aguilar de Campoo

Reconozco que soy de natural pesimista. Que a la hora de mirar el vaso casi siempre lo suelo ver medio vacío. Ya saben, a lo peor solo soy un optimista bien informado. Así que aunque les confieso que no tenemos remedio ni solución y que el cielo está a punto de derrumbarse sobre nuestras cabezas también les confieso que de vez en cuando una lucecita se enciende en el horizonte y nos sirve de estímulo optimista. Es el caso, acaba de ocurrir.



Naturalmente me refiero a Aguilar de Campoo y su designación como sede de las Edades del hombre para dentro de dos años. Como les he dicho más de una vez Palencia es lo mejor que podía ocurrirme en la vida, pero Aguilar es también lo mejor que podía ocurrirle a Palencia. Confieso mi enamoramiento por el norte de nuestra provincia y mi deseo de cometer bigamia si me fuera posible y desposarme con Cervera y con Aguilar al mismo tiempo.

La crónica diaria de la provincia de Palencia es, casi, la crónica de un vacío humano y económico fuera de la capital. Por eso, amigo Julio César, admiro tanto tu labor en este programa, siempre retratando lo mejor que entre nosotros ocurre, ensalzando las labores de esa galaxia de pueblecitos imposibles extendidos por toda la geografía provincial. Pero en contradicción con ese vacío hay que resaltar la importancia de algunos núcleos capitales en la mitad norte, que sustentan la población, la actividad económica y cultural. Cervera y Aguilar, no, no solo ellos, son la prueba palpable de que la vida es posible fuera de la capital.

Que ahora hayamos tenido la suerte de que Aguilar haya sido designada para este importante acontecimiento es algo que hay que aprovechar. Ya, sí, es cierto, no solo es suerte, lo sé, lo sé. Detrás de esa suerte está el trabajo de las autoridades locales y provinciales (y ustedes son testigos de que no acostumbro a ceder al comentario tontamente laudatorio) y la existencia de un pasado rico y glorioso del que afortunadamente hemos sabido conservar suficientes testimonios en piedra y arte. Aquellos fuimos nosotros, los de los capiteles instructivos, los de las espadañas imposibles, los de las arquivoltas sabias, los de la fe y oración hechas piedra e historia. (Aquí mi pecho pediría incluir un comentario pesimista respecto al futuro de quienes tenemos tan brillante pasado, pero hoy me lo voy a callar, ustedes perdonen).

Y ese brillante pasado, esa infinidad de joyas deslavazadas, desperdigadas allá y acullá, aisladas en medio del vacío montañés, deben formar parte de nuestras “Edades”. No me refiero solo a que estén presentes físicamente en la exposición, tal imagen, tal cuadro, tal retablo. Esta es una ocasión única para encadenar, casi físicamente, los eslabones de tanta belleza. Los arcos torales, los frescos románicos o góticos, los canecillos, los pantocrátores, no se pueden trasladar a Aguilar. Ni tampoco la carretera de los pantanos, ni Piedrasluengas ni el Valle Escondido. Ni Fuente Cobre ni el Espigüete. Habrá entonces que trasladar a los visitantes. Habrá que encadenarlos a nuestras bellezas naturales o artísticas, habrá que someterlos a la dictablanda de nuestras riquezas históricas, habrá que enlazarlos a nuestras tradiciones montañesas. ¿Enlazar? Permítanme digitalizar esta idea: hay crear “links” con los visitantes, “links” que los encaminen a otros atractivos, sean geográficos, gastronómicos o culturales, y ustedes perdonen el barbarismo.

La ocasión es única, pasará mucho tiempo antes de que la belleza palentina vuelva a tener otro escaparate semejante. Somos como una hermosa chavalita universitaria que tiene mucho que enseñar por arriba y por abajo, y llámenme ustedes machista u otra cosa peor, no va a ninguna parte. Hay que crear las infraestructuras, inventar ocasiones si hiciera falta, magnificar ofertas, pero hay que aprovechar que miles de cámaras, miles de ojos, miles de opiniones van a pasar por Aguilar de Campoo. No pueden quedarse solo allí; todo el norte, con su arte, sus montañas, sus valles y sus ríos, debe estar presente y tirar de los visitantes hacia tanta hermosura palentina, que si hasta ahora ha sido casi siempre recóndita, debe pasar a exhibirse desvergonzada e impúdicamente: algo así como Olvido Hormigos, pero honesta y culta.

Palencia es una emoción, Palencia es un museo abierto y tiene muchas bellezas y mucho arte que enseñar. Es la hora de acabar con el recato y la discreción, hay que quitarse los siete velos y mostrar al mundo que la montaña palentina, toda la montaña palentina, es una tierra de ensueño que conocer, en la que vivir y en la que invertir. La ocasión es única, pero también Palencia lo es, y no podemos desperdiciarla. No podemos desperdiciarlas, quiero decir.

Imagen: Curiosón
capitel en Santa Cecilia, de Aguilar de Campóo.






Cuaderno de Pedro de Hoyos
Ver todos los artículos de esta serie en su cuaderno: "Es Palencia; es Castilla, oiga
Leer más »

La más bella canción, el libro



Aunque se vive una historia paralela, la del diario cada domingo, y aunque en el diario se trabaja con mucho mimo, el libro es el hijo verdadero donde se han cuidado los más pequeños detalles.
Es un hijo de mucha gente que fue tomando notas sobre su historia, sobre su situación, sobre su estado.
Pueblos vivos que mueren. Pueblos muertos que viven en la memoria de la gente. Gente que vuelve preguntando por ellos, sus ojos como goznes que chirrían al albrirse en el umbral de un tiempo ya caduco.
El viajero que llega hasta estos rincones de silencio, no entiende los lamentos, ante esta sinfonía de la naturaleza donde todo huele y sabe a vida, a vida de verdad, a vida auténtica.

Por fin
¡Mi tierra hecha canción!

Montaña Palentina
... La más bella canción...

Pueblos-Lugares-Turismo-Historia-Arte

Un libro que en pocas palabras
te contará todo lo que debes saber
para conocer esta tierra mágica.


Froilán de Lózar-Editorial Aruz
Julio de 2016



Leer más »

Tierra sin futuro

Miren, yo tengo muy claro que Palencia es lo mejor que me ha podido suceder. Sé desde hace tiempo que todo aquello que nuestros políticos nos han negado, desarrollo, nivel de vida, reconocimiento institucional, influencia, nos lo ha compensado Dios con generosidad. Y meto a Dios en esto con ganas, porque sí, porque me gusta llevar la contraria a la sociedad bienpensante y ser políticamente incorrecto.



Y nos lo ha compensado con tierras y paisajes de ensueño, que en manos más acertadas y capacitadas arrastrarían multitud de beneficios, pero nos gobiernan (y se les oponen) gentes incapaces o que tienen las manos atadas, me da igual. El caso es que pocas cosas hay más embriagadoras en Castilla que ver un amanecer de primavera desde un otero del Cerrato, comprobando como con el paso de los minutos la niebla se va disipando y en el fondo del valle aparece, difuminado al principio, brillante al final, uno de tantos pueblos dulces e hipnotizadores pero de los que el futuro ha salido huyendo hace varias décadas. Contemplar cómo las sombras van desapareciendo y cómo la torre de la parroquia aparece diáfana sobre el caserío al mismo tiempo que la voz del último niño llama a su madre y ver los tractores salir a las tierras, es sentirse en contacto con la naturaleza y gozar de sus mimos maternales y de su protección segura. El sur de la provincia es un homenaje a la historia, a la naturaleza, a nuestros antepasados, al esfuerzo, a la vida, a nosotros mismos.

Pero dejando atrás Ampudia y sus recatadas calles, o Cevico o Baltanás, la ciclópea Tierra de Campos, ese pelado horizonte infinito donde los godos aposentaron sus reales, sigue siendo una experiencia catedralicia, una existencia de sillares y adobes, de vientos gélidos o asfixiantes, hecha solo para superhombres. Y para supermujeres, lo digo para que no se me cabree el tonto de todas las semanas. Atravesar Tierra de Campos es duro, una experiencia casi mística, comparable a los grandes éxodos por los desiertos de los pueblos epopéyicos. La recompensa está en la mirada sin fin, la ausencia de límites y, pronto, en el dibujo aterciopelado que lenta y enternecedoramente va apareciendo en el límite norte. La montaña palentina exhibe su imponente estructura desde bien lejos y es un referente ético, moral y estético para el viajero. En medio, las tierras frescas y feraces de Boedo, Valdavia y Ojeda, que entretienen al viajero con arroyos y bosquecillos que juegan al escondite o al corre que te pillo con arquivoltas, canecillos y capiteles románicos.

Y detrás está Cervera, recientemente titulado El pueblo más bonito, en una montaña palentina llena de pueblos y ciudades bonitos, de ríos y arroyos seductores, de valles y montañas con ese encanto especial que solo conservan quienes saben ser bellos sin petulancia. Solo la belleza en humildad sabe conquistar, solo la belleza con discreción sabe enamorar, a lo demás llámenlo sexo de pago.

Les confieso que me gustaría ser bígamo, que estoy casado con quien conmigo va desde hace más de treinta años pero que me gustaría casarme con La Pernía, con Campoo, con Valdivia. Les confieso que mantengo un romance eterno con Cervera desde que paseé bajos sus soportales hospitalarios e impasibles cuando la más pura infancia. Cervera es un regalo, otro como Aguilar, que Cantabria hizo a Palencia, quizá porque, no lo olviden, Cantabria fue Castilla y puerto de Castilla hasta que alguien prefirió que fuese cabeza de ratón.

Palencia es una tierra de hermosura con título oficial, de belleza con premio organizado, de galanura con pancarta, como esa que acaban de otorgar a Cervera, pero que ha tenido la desgracia de caer en tierra olvidada, de caer en manos torpes, de caer en gentes sin poder ni influencia, de caer en ninguna parte. A Palencia, lo mejor que me ha podido pasar en esta vida, le habría ido mejor de haber caído en Cataluña o en Baviera, o en… Nos sobra historia, nos sobra belleza, nos sobra elegancia, pero nos falta industria, nos faltan proyectos, nos falta gente, nos falta poder, nos falta decisión. Futuro.

Por tuiter me tienen, señores, aún algo deprimido y malhumorado, en tuiter sigo a su disposición. @pedrodehoyos se despide hasta la semana que viene, si seguimos aquí.







Cuaderno de Pedro de Hoyos
Ver todos los artículos de esta serie en su cuaderno: "Es Palencia; es Castilla, oiga
Leer más »

La Bella Dama de la Peña Redonda

En Pisón de Castrejón, su iglesia, "la Bella Dama de la Peña Redonda", dibuja orgullosa su alargada sombra proyectando su perfil sobre el horizonte montañoso del norte palentino; un lugar de ensueño, galonado con el legado patrimonial y cultural que la historia le ha otorgado. El templo, bendecido a la Virgen de la Asunción, ofrece en agradecimiento a estas tierras de gentes austeras, sobrias y trabajadoras, siempre hospitalarias, su más imponente imagen, acuñada en tiempos del tardorrománico rural palentino.

Las altas cumbres de la montaña, impertérritas vigías que aguardan lozanas e impasibles los aconteceres del inexpugnable paso del tiempo en estas bellas tierras de Palencia, esculpen a su vez con su mejor trazo... el perfil de esta Bella Dama sobre la extensa llanura del campo palentino que, aunque duro y crudo, es también gentil y fértil. Ella, la iglesia de la Asunción, significada para siempre como la Bella Dama de la Peña Redonda, cual faro vigía de un mar de trigo, carbón y otrora prosperidad, aluza, desde la esbelta espadaña de su hastial de poniente, a esta infinita comarca, portentosa de parajes increíbles.

Llegar a Pisón de Castrejón desde mi pueblo natal, Guardo, es realmente sencillo. Simplemente tienes que tomar la carretera comarcal CL-626, en dirección a Cervera de Pisuerga. A mitad de camino, entre tanta y tan espectacular naturaleza, la Bella Dama impávida está aguardando. No tengas prisa en llegar, pues siempre espera. Mientras, durante el recorrido, disfruta de la hermosa estampa que ofrece la espectacular cadena montañosa que estriba a la cordillera Cantábrica y que anuncia el inicio de una comarca repleta de naturaleza viva, naturaleza plena, la Montaña Palentina. Acercándote al destino, nada más divisarla, eres consciente de que ha merecido la pena la espera. Su espectacular silueta aparece como de la nada, solitaria, pero insolentemente acompañada del continuo trasiego de vehículos que discurren por los caminos de asfalto adyacente, los cuales, muchos de ellos, en ocasiones ignoran su insólita e indómita silueta...



Para saber más: Dentro de mi mochila
Imagen: Eduardo Gutiérrez




Una serie de Eduardo Gutiérrez para © Curiosón
Leer más »

Castrojeriz


Castrojeriz es parada importante en el Camino de Santiago. La distribución de sus casas alrededor de la calle-camino, es un ejemplo de urbanismo jacobeo. Se trata de una de las calles más largas y de la importancia de la misma dieron fe la existencia de varios hospitales.
Desde lo alto de su castillo, hoy en ruinas, el Conde Nuño Núñez defendió la fortaleza contra los árabes.  Según las fuentes consultadas, en el 974, el conde García Fernández le otorga un Fuero, probablemente, uno de los primeros otorgados en Castilla. La localidad se encuentra a 50 kilómetros de Burgos, junto al río Odra, siendo uno de los catorce pueblos que formaban la Intendencia de Burgos (1785-1833), en el Censo de Floridablanca(1) de 1787, siendo su titular la Marquesa de Camarasa.
Hay un Mapa de la localidad publicado en 1868 realizado por Francisco Coello, un reconocido cartógrafo y militar español, cuya obra cumbre fue el  Atlas de España y sus posesiones de Ultramar.
A las afueras de la localidad se localizan las ruinas del Convento de San Antón, donde atendían a los peregrinos del Camino de Santiago. Puede verse en  lo alto las ruinas de su castillo, la colegiata de Nuestra Señora del Manzano que comenzó a levantarse en 1214 con el patrocinio de doña Berenguela, reina de Castilla.

Situación:
Comunidad: Castilla-León
Comarca: Odra-Pisuerga
Provincia: Burgos
Distancia: 50 km a Burgos
Población (2014): 845 hab.
Altitud: 804 msnm
Gentilicio: Castreño/ña
Títulos:
Conjunto Histórico, 20/12/1974.
Castillo, Bien de Interés Cultural, 22 Abril de 1949.
Otros edificios nombrados BIC, el Fuerte, la Torre, la Iglesia de San Juan
___________

(1) El Censo de Floridablanca fue un documento censal elaborado en España bajo la dirección del conde del mismo nombre, ministro de Carlos III, entre 1785 y 1787; Se cree que fue el primer censo español de población, aunque existió uno anterior, el Censo de Aranda, de menor fiabilidad.

@Imagen: De Werner en commons.wikimedia

Para saber más:
Wikipedia


De la serie Pueblos y Ciudades con encanto, Pueblos de España.



Leer más »

Bonilla de la Sierra


Municipio de la comarca del Barco de Ávila-Piedrahíta, localizado en el valle abulense del Corneja, a una altitud de 1077 msnm.
La villa de Bonilla de la Sierra pertenece al obispado de Ávila desde al menos 1224, y es fortificada entre 1312 y 1348 por el obispo de Ávila Sancho Blázquez Dávila (1312-1355).
Destacados obispos abulenses tuvieron como lugar de descanso estival Bonilla, entre ellos se cita al jerónimo Fray Hernando de Talavera (1485-1493), confesor y consejero de Isabel la Católica; y Alonso Carrillo de Albornoz (1496-1514).
Durante su etapa episcopal se levanta la iglesia, las murallas y el castillo, hoy propiedad privada y cuya torre dotada de matacanes ha sido restaurada.

Recorriendo sus calles podemos apreciar varias casas con escudos, dinteles de adornos célticos y arcos. Por una de ellas se llega al Pozo de Santa Bárbara que según cuenta la tradición tiene tantos escalones como palabras tiene el credo.
Otra de las costumbres era la de pedir el aguinaldo

Si me das el aguinaldo,
no me lo des en bellotas;
que tengo la alforja rota
y no caben más que tortas.
Tortas y bizcochos, todos lo tomamos.
y tajá de lomo no desperdiciamos.
Ay que cuchillito veo relucir,
que tajá de lomo me van a partir.

Situación:
Comunidad: Castilla-León
Comarca: El Barco de Ávila-Piedrahita
Provincia: Ávila
Distancia: 52 km a Ávila
Población (2015): 129 hab.
Altitud: 1077 msnm
Gentilicio: Bonillano/na.
Títulos:
Su iglesia fue declarada BIC en su categoría de monumento en 1931.
El 4 de mayo de 1983 la villa fue declarada Conjunto Histórico-Artístico

Imagen: José Luis Filpo Cabana en commons.wikimedia

Para saber más:
Wikipedia



De la serie Pueblos y Ciudades con encanto, Pueblos de España.



Leer más »

San Martín de Frómista, cumbre del románico palentino

Quién no ha escuchado en alguna ocasión, hablando del románico palentino, referirse a Frómista, significado en la excepcional iglesia de San Martín, como el lugar donde mora la obra cumbre del románico rural palentino.


Frómista es un crucero de diferentes estilos arquitectónicos auténticamente privilegiado. En él se asientan cultura, tradición, devoción, patrimonio, arquitectura y modernidad, como grandes valores simbióticamente hermanados, acogidos en su seno sin ningún recelo ni reparo. Los esperanzados peregrinos, que de este a oeste encaminan la senda del Apóstol, con esfuerzo, mucho esfuerzo, atravesando el corazón de la provincia de Palencia en busca de unos momentos de divinidad, encuentran en Frómista un lugar ideal para la devoción más íntima y personal, donde el esfuerzo realizado se ve plenamente recompensado gracias a la magia que desprenden cada uno de los hermosos rincones de esta bella localidad palentina.

Cuando doña Mayor, viuda del rey Sancho Garcés III y condesa de Castilla, ordenó construir una iglesia en el monasterio benedictino de San Martín -hoy desaparecido- allá por los años sesenta del siglo XI, estaba escribiendo, tal vez sin ser consciente, una página única, brillante, excepcional e irrepetible en la historia del románico más intrínsecamente ligado al patrimonio real de la época. Incluso con la restauración llevada a cabo a finales del siglo XIX, San Martín es, cuanto menos sentimentalmente para mí, la obra cumbre del románico español, sin ningún género de duda ni discusión, por mucha controversia  que esta afirmación cause.


Para saber más: Dentro de mi mochila
Imagen: Eduardo Gutiérrez



Una serie de Eduardo Gutiérrez para © Curiosón
Leer más »

La primavera en el Románico Palentino

Personas llegadas de diferentes puntos de la geografía española (Asturias, Segovia, Galicia, Madrid, Palencia, Salamanca, País Vasco) han participado en la jornada “La Primavera en el románico” celebrados los días 7-8 de Mayo. 



Las Jornadas Románicas que se celebraron el 7 y 8 de mayo de este 2016 en Vallespinoso de Aguilar cumplieron sus mejores expectativas. Unas 50 personas, todas ellas amantes del románico, se dieron cita en este emblemático paraje de la Montaña Palentina. La organización del evento, a cargo de Cristina Párbole Martín y los chicos de la Huella Románica, tengo que decir que fue extraordinaria. Tuve el honor de cerrar las conferencias programadas para el sábado día 7. Quise centrarme en cómo podemos divulgar nuestro patrimonio con la ayuda de las nuevas tecnologías. Tecnologías que están al alcance de todos... y que todos podemos utilizar. Hablamos de los QR, mapas, rutas, vistas virtuales, imágenes esféricas, etc. Al cierre de dichas charlas, por mi parte, yo solo espero que hayan servido de alguna ayuda para todos y cada uno de los que se congregaron en tan hermosa ermita.

Hay muchas formas de aplicar las nuevas tecnologías para llevar a buen puerto la divulgación de nuestro patrimonio en general y del románico en particular.
Desde las formas más sencillas pero extraordinariamente efectivas como las propuestas por Antonio García Omedes, o las iniciativas de mi buen amigo Froilan de Lozar, que en estas excepcionales jornadas también nos acompañó, o el gran trabajo de información y divulgación realizado por la Huella Románica, con Cristina al frente de esta comunidad románica de jóvenes entusiastas y preparados, muy preparados, que conforman la Huella Románica, hasta las más complejas, como las propuestas por grandes instituciones, sirviéndose de las últimas tecnologías aplicadas y desarrolladas por el gigante de la red Google y otras diversas multinacionales. En el primer caso, en el del ciudadano de a pie, normalmente son personas altruistas que utilizan el poco tiempo del que disponen para poner sus conocimientos a disposición de los demás. Ponen su tiempo, su trabajo y su dinero, que también hay que decirlo, aunque a veces no sepamos agradecerlo.



Para saber más: Dentro de mi mochila
Imagen: Eduardo Gutiérrez



Una serie de Eduardo Gutiérrez para © Curiosón
Leer más »

Medinaceli

Capital histórica de la comarca Tierra de Medinaceli, cuyo orígen proviene de Occilis, ciudad de los belos.


Medinaceli
Soria

Medinaceli fue frontera divisoria entre cristianos y musulmanes. En su término se encuentra el Páramo de Layna, lugar incluído en la Red Natura 2000.

Conserva un arco romano de tres arcos, único en España, declarado Bien de Interés Cultural en 1930 y restaurado recientemente; el castillo, que fue alcazaba árabe y ahora se utiliza de cementerio y una Colegiata.
El Palacio Ducal, construído a lo largo del siglo XVI, donde también se han realizado trabajos de restauración y restos del Beaterio de San Román, lo que probablemente fuera una sinagoga.

Objeto de polémica y de estudio ha sido la fiesta de "Toro de Fuego", o Toro Júbilo, única que queda en Castilla y que se ha venido celebrando la noche del 12 al 13 de noviembre.

  • Situación:
Comunidad: Castilla-León
Comarca: Arcos de Jalón
Provincia: Soria
Distancia: 76 km a Soria
Población (2013): 780 hab.
Altitud: 1204 msnm
Gentilicio: Ocelitanos, nas
Hermanada con:
  • Títulos:
Arco Romano, declarado Bien de Interés Cultural.
Declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico el 28 de noviembre de 1963.

Para saber más:
www.lospueblosmasbonitosdeespana.org/
Wikipedia
@Imagen: «Plaza Mayor, Medinaceli, de Diego Delso. Disponible bajo la licencia CC BY-SA vía Wikimedia Commons. 



De la serie Pueblos y Ciudades con encanto, Pueblos de España.



Leer más »

Exposición de Victorio Macho en Roma

Saluti da Roma, amigos lectores. Hoy tengo la fortuna de contarles que acabo de visitar la exposición de Victorio Macho en la piazza Navona y he salido profundamente decepcionado.


Quisiera ponerles en el contexto adecuado: Tanto Roma como la piazza Navona son dos grandes referentes culturales de nuestra civilización. Si yo quisiera tener un espacio cultural en Roma esta plaza sería sin duda el lugar escogido, o al menos tendría grandes posibilidades. Presentar al público cualquier oferta cultural al lado de este antiguo estadio de Domiciano es casi una garantía de éxito. Tener a muy pocos metros la colosal fuente de Bernini que representa los cuatro ríos del mundo es casi asegurar el éxito. Tener un espacio cultural junto al que pasan miles de turistas cada día es casi tener el éxito en la mano. Y sí, sé que he repetido tres veces en la misma frase las palabras "casi" y "éxito". Y evidentemente lo he hecho voluntariamente.

Piazza Navona estaba repleta, llena de turistas que habían ido exclusivamente a ver la plaza y las fuentes, y ya puestos a ello también a tomar el sol y a comer y pasar el día por los alrededores. Pero nadie entraba a ver la exposición de Victorio Macho. Nadie. No, bueno, es posible que haya habido algún visitante más entre el feliz grupo inaugurador y mis dos visitas. Alguno habrá habido.

El caso es que ante la monumentalidad de la plaza Navona la sala de exposiciones que allí tiene el instituto Cervantes pasa absolutamente desapercibida. Permítanme que lo repita otra vez por si acaso no ha quedado claro: absolutamente desapercibida. Seguro que ni uno solo de los turistas, miles de ellos, que abarrotaban la plaza a esa hora había visto que ahí había una sala de exposiciones del Instituto Cervantes. Promoción de Palencia o de Victorio Macho fallida.


Al llegar a la plaza pregunté a unos carabinieri que amablemente me indicaron dónde había una librería española y que podría ser por allí, según creían, donde podría estar lo que yo buscaba. Y efectivamente, al lado de esa librería, escondida entre las terrazas repletas de sonrosados turistas, estaba la sala Dalí del Instituto Cervantes. Desapercibida, insisto. Casi sin ninguna señal exterior que indicara a cierta distancia a qué se dedicaba ese espacio. Es una sala pequeña, con una entrada discreta y una escasísima presencia en tan enorme plaza. Hay que estar muy cerca e ir muy pendiente de ello para saber que aquello es lo que es. Doy por descontado que habrá normas urbanísticas que impidan, déjenme decir una barbaridad, poner un cartel de neón para atraer a los turistas, claro, claro. Pero recuerdo a los oyentes que para encontrar este lugar el paseante tiene que dejar a su espalda piazza Navona... que es a lo que se va.

Y la exposición... Pues qué les voy a decir yo... Que si uno ha dejado atrás a Bernini no entra a ver a Victorio Macho. Lo siento, lo siento, caigan sobre mí las sietes plagas de Egipto. Pero oponer la sobriedad castellana de Macho a la exuberancia de formas del barroco italiano es perder el tiempo. Oponer la sencillez de una pequeña reproducción de Cristo del Otero a la monumentalidad de la fuente de los cuatro ríos es equivocarse, oponer el dinamismo de Bernini al hieratismo de Victorio Macho es equivocarse. Y en la equivocación incluyo también las otras dos pequeñas esculturas y los cuatro o cinco dibujos o bocetos presentes en la exposición. En la miniexposición. Bueno, lo siento, derrota por goleada. Como español, como palentino, me sentí mal, muy mal.


Pero si el contenido me defraudó, el continente también. El local es demasiado pequeño; en la planta baja tiene dos salas, pequeñas, donde se exhiben los trabajos de nuestro escultor. En esas dos salas las pocas obras que han quedado tras el robo parecen estar flotando, sobra espacio; aunque hubieran estado también las obras robadas tengo la impresión de que la sensación de pobreza, de escasez, dominaría al visitante.

En la sala inferior, con nueve sillas, vacías, claro, se pasaba, la primera de las veces que he ido, un documental sobre la vida del artista palentino. Yo lo dejé y me subí al sol, a la luz, a la vida. Al dinamismo, a la fuerza y al dramatismo de Bernini. Y no, no creo ser demasiado negativo, ni demasiado pesimista ni demasiado.... "anti". No estoy pronunciándome contra nadie, contra ningún partido, contra ninguna institución. En fin, que con el permiso de todos les dejo, que me están esperando unos spaguetti alle vongole para chuparse los dedos.








Cuaderno de Pedro de Hoyos
Ver todos los artículos de esta serie en su cuaderno: "Es Palencia; es Castilla, oiga
Leer más »

El baluarte y poblado de Peñas Negras

TERCERA EDICIÓN
Por su ubicación fue el baluarte defensivo que adquirió más importancia. Los castros de Peñas Negras, ubicados en “el alto de las matas”, se avistan desde las afueras de Cervera. Nuestros estudiosos encuentran en el centro de estos cantiles restos de terrazas artificiales, preparadas con el fin de dar horizontalidad al terreno, y en la parte superior un gran cono de derrubio formado por una ingente cantidad de piedras que pudieran pertenecer a una construcción derrumbada y hundida [74].

Este baluarte fue la capital del alfoz (territorium) homónimo del Condado de Liébana, cuyo dominio abarcaba toda la cuenca alta del Pisuerga que está por encima de él. Al situarse en unos escarpados riscos sobre el valle fluvial del mencionado río poseía un importante valor estratégico para la salvaguarda de razias de su alfoz, y de los valles de Liébana y Polaciones [75]. Con el tiempo Peñas Negras pasó a ser una población estable asentada bajo las pétreas murallas del antiguo baluarte [76]. Afirmaba Matías Barrio y Mier en el romance La despoblación de Carracedo:

No hace muchos siglos
un pequeño pueblo hubiera,
situado al pie de un castillo
muy famoso en esta tierra
y del cual ya ni señales
ni apenas recuerdos quedan. [77]

Para Carlos Estepa, el concepto de alfoz se utiliza, por un lado, en el sentido de pequeña demarcación y, por otro, como circunscripción englobadora de un territorio. El profesor hace mención a varias comarcas que, sin denotar una unidad política y, o, administrativa, comprendían diversos alfoces. Y cita los casos de Pernía y Treviño. En 1175 se sitúan en Pernía varios términos, entre ellos el de Perapertú, lo que sorprende cuando se determina allí la existencia de un alfoz en Santullán [78]. Aunque Aguilar persigue el sometimiento de otros lugares, otros alfoces de la Pernía como Piedras Negras, Mudá o “Resova” terminarán constituyendo la merindad Liébana-Pernía, que estudiaremos en el apartado correspondiente.

Sin embargo, poco después comenzó su decadencia por pérdida de su valía estratégica, consecuencia a su vez del avance de la reconquista y el consiguiente alejamiento del invasor árabe. Su declive se acentuó a partir del siglo XII, por el establecimiento de las merindades en detrimento de los condados [79]. No habiendo más constancia de esa localidad finalizada la Edad Media, cabe pensar que su despoblación definitiva fue consecuencia de la Peste Negra.

_________________

[74] Gonzalo Alcalde Crespo, o. c., p. 335

[75] El Privilegio de los señores condes Don Alfonso y Doña Justa a la Abadía de Lebanza, del año 932 y La donación de una casa en Bergaño por Mª Fernández y Rodrigo González, su marido, a favor de Pedro Sebastián Abad y los que habitaban con él en la abadía de Lebanza, del año 1165 (cf. Laureano Pérez Mier, «El condado de Pernía. Beneficios que en la Edad Media reportó el señorío temporal de los obispos». Semana «Pro Ecclesia et Patria». Conferencias pronunciadas en los días 3 al 6 de septiembre de 1934 en el salón de actos del Seminario Conciliar de Palencia. Palencia 1934, pp. 201 y 206).

[76] Adán Basterra, Vicente: “Como población propiamente dicha se refiere en varios documentos de mediados del siglo XIV: en el Libro becerro de las presentaciones de la diócesis de León (año 1468), copia literal del desaparecido Libro Antiguo (siglo XIII) (cf. José Antonio Fernández Flores, art. cit. p. 474) y en el Libro Becerro de las Behetrías (cf. Gonzalo Martínez Díez, o. c., p. 564; debiéndose advertir que este autor, en un comentario que hace en esa misma página, sitúa Piedras Negras en lugar distinto al propuesto en este estudio: «Despoblado en un coto redondo, perteneciente a Cervera de Pisuerga (Pal.) a 3.900 m. al Norte, en un portillo entre dos de las Peñas Negras, las de cota 1304 y 1284, portillo que es llamado todavía Portillo de la Iglesia: también es llamado el pago Los Corrales, aunque no se han conocido corrales ni chozas, sin duda por los antiguos casares del despoblado, que linda con la raya entre el coto redondo y Arbejal. Mapa 1/50.000; latitud 42º 53' 55'', longitud 0º 48' 45'' [sic]»).

[77] González Lamadrid, Antonio art. cit., p. 180.

[78] [151] Estepa Diez, C, "El alfoz Castellano". AHN, Aguilar de Campoo, 1648/6 

Por ejemplo, en 1203 (AHN, Becerro de Aguilar, fol. 37r), en tanto que también documentamos su tenencia y castellum, AHN, Aguilar de Campóo, 1650/4, 1650/18, etc., por esos años. El de Resova consta en 1178, a propósito de Polentinos in alfoz de Risoua, J. González: Alfonso VIII, II, y,. 489.

[79] Cf. Julia Montenegro Valentín, Santa María de Piasca. Estudio de un territorio a través de un centro monástico (875-1252). Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Valladolid, Valladolid 1993, pp. 147-152 y 230-233.



"Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería".  
Editorial Aruz, 3ª Edic, Julio 2014.
Un exhaustivo estudio de la historia, las tradiciones, los personajes, las leyendas y las anécdotas de los pueblos que se encuentran entre Cervera de Pisuerga y el Puerto de Piedrasluengas. El libro recoge el trabajo de investigación realizado en los últimos 30 años por el autor perniano Froilán de Lózar.
Gremio de Editores de Castilla y León, Octubre de 2011

Leer más »

Los secuestros de la Agrupación Picos de Europa

Los guerrilleros más conocidos de esta Agrupación fueron los célebres Juan Fernández, Juanín, y Francisco Bedoya, que operaban por la zona de Vega de Liébana. Para los palentinos tenía algunos matices de personaje legendario. Según diversas fuentes que aseguran que actuó en Palencia, un cuñado suyo fue pastor en Pineda, de donde fue desterrado [441]. Lo cierto es que algunos miembros de esta agrupación operaron en La Pernía, sin hacer propaganda política y sin tener contacto con el pueblo. Se limitaron exclusivamente a realizar secuestros y pedir rescates.


Gran sensación causó el secuestro de los hermanos González Tejerina, propietarios de la fábrica de harinas de San Salvador de Cantamuda. El secuestro de Benito se produjo a finales de los años cuarenta y para su liberación pidieron un millón de pesetas. A José le secuestraron el 6 de junio de 1951. Los dos pagaron el rescate y fueron liberados. Luis García Gutiérrez, cabo de la Guardia Civil en la localidad, cuenta cómo se desarrollaron los hechos:
“A Benito fueron a buscarle a casa, llamaron a la puerta y preguntaron por él. Como no se encontraba allí en ese momento, fue enviada una criada a buscarle a la Venta Campa y cuando apareció se lo llevaron. Después de secuestrarle se dirigieron hasta el puente de Orbaneja y de allí siguieron hasta Tremaya. Llegaron al molino de Sopeña y allí entraron con Benito y atracaron al molinero Valentín González, llevándose un cerdo y toda la comida que pudieron. Desde allí se fueron al monte” [442].
“Sobre las doce horas del día 6 de julio de 1951, don José González Tejerina, vecino de San Salvador de Cantamuga, se dirigía acompañado de su socio Jerónimo Landeras, a la mina Lucinda, sita en término municipal de Redondo, con el fin de visitar los trabajos que se llevaban a cabo en la misma, en cuyo momento fueron sorprendidos por tres individuos que, encañonándoles con armas de fuego, les dieron el alto y la voz de “manos arriba” y, previo un cacheo les ordenaron que les acompañaran, lo que realizaron bajo la amenaza de las armas, parándose seguidamente y entregando uno de los desconocidos un pliego en blanco con un sobre a don José González y obligándole a escribir a sus familiares las condiciones que le dictaron y en las cuales señalaba la forma en la que habría de realizarse el rescate, negándose en principio, pero como fuera amenazado de muerte, se vio obligado a escribir dicha carta, la que entregaron al Jerónimo Landeras para su destino, pero seguidamente obligaron a éste a que buscara al chófer del sr. González Tejerina, a quien dieron la carta con la advertencia de que tuviera sumo cuidado y prudencia, si es que apreciaba la vida de su amo, despidiendo a continuación tanto a éste como a Jerónimo Landeras, y llevándose consigo, bajo la amenaza de las armas a don José González Tejerina, teniéndole por los montes hasta las once de la noche del día siguiente, en que previa la entrega de un millón de pesetas, exigido en la carta aludida, fue dejado en libertad, habiendo resultado ser dichos desconocidos Juan Fernández Ayala, ‘Juanín’, Santiago Rey Roiz y José Marcos Campillo Campos, que se encuentran en ignorado paradero” [443].

También por aquella época se produce el secuestro del hijo de ‘Cuca’, nombre con el que era conocido un popular contratista de madera de Celada de Roblecedo. La idea original de secuestrar al padre fue sustituida por la de capturar al hijo, ya que dedujeron que el padre podría conseguir más fácilmente las trescientas mil pesetas que pedían de rescate.
Otro de los secuestros que se produjeron en aquella época fue el del indiano Benigno Ferreiro, que ya hemos comentado en el espacio dedicado a Piedrasluengas.

____________________

 [441] Alvarez, Pedro: Juanín, el último emboscado de la postguerra, manufacturas Jean, Santander, 1988; Cicero, Isidro: Los que se echaron al monte, Tantín, Santander, 1977.
[442] Casas Carnicero, Angel: El maquis en la montaña palentina.Según el auto de procesamiento firmado en Cervera el 23 de abril de 1956, se acusa del secuestro de José González Tejerina a Juan Fernández Ayala, ‘Juanín’, y se procesa por la misma causa a Santiago Rey y a José Marcos Campillo.
[443] Copia literal del auto de procesamiento, aportada por el prestigioso gabinete de abogados Mier, de Barcelona,  para este libro.


"Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería".  
Editorial Aruz, 3ª Edic, Julio 2014.
Un exhaustivo estudio de la historia, las tradiciones, los personajes, las leyendas y las anécdotas de los pueblos que se encuentran entre Cervera de Pisuerga y el Puerto de Piedrasluengas. El libro recoge el trabajo de investigación realizado en los últimos 30 años por el autor perniano Froilán de Lózar.
Gremio de Editores de Castilla y León, Octubre de 2011

Leer más »

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.