secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Ermita de Santa Eulalia

Próxima al caserío se sitúa la ermita románica de Santa Eulalia u Olalla, antigua parroquia de un despoblado medieval que fue declarada monumento artístico en 1966. Templo de nave única orientado al este, con espadaña de un solo ojo, que ha merecido los elogios de todos los amantes de este arte. 
@Orígenes 





Arte desde el aire, una sección de Aitor Gutiérrez Cosgaya
Curiosón © 2017


Leer más »

Antiguo monasterio de Santa María de la Vega

¿Sabías que en la comarca de la Vega-Valdivia todavía se pueden ver los restos de un monasterio con una arquitectura de estilo mudéjar única en nuestra provincia?

Es vergonzoso ver hasta donde es capaz de llegar nuestra desidia. El antiguo monasterio de Santa María de la Vega es un ejemplo del poco aprecio que mostramos por nuestro patrimonio, aún siendo un caso excepcional del arte que atesora la provincia de Palencia.

El monasterio de Santa María de la Vega (en el término de Renedo de la Vega) fue fundado en 1212 por Rodrigo Rodríguez y su mujer Inés Pérez sin otro interés que los monjes rezaran por sus almas, serán sus descendientes de este matrimonio los que ayuden económicamente al monasterio. La dependencia de este a Santa María de Benavides y la escasa documentación nos permite deducir que estamos ante un cenobio de segunda categoría. Tenemos constancia que durante la guerra de la Independencia el monasterio de Santa María de la Vega fue expoliado, y que tras este episodio comenzó una acelerada ruina que nos lleva hasta el momento presente.

De este cenobio cisterciense solo se conserva a día de hoy  el ábside central y el del lado de la epístola junto con tramos del ala norte y este del claustro. El edificio fue construido en ladrillo (poco habitual dentro del Císter más partidario de los sillares de piedra) y en la línea del estilo mudéjar de Sahagún.

Fue declarado el 3 de Junio de 1931 Monumento Histórico Artístico algo que no impidió que los sepulcros de sus fundadores que se encontraban en el ábside fueran vendidos, localizándose en la actualidad en la Hispanic Society de Nueva York.

El ábside, único en su estilo en nuestra provincia, se utiliza a día de hoy como establo y el resto como almacén. No se a vosotros, pero a mí me desgarra el uso que se da a nuestro patrimonio, y pienso lo necios que somos por no saber valorar aquello que nos fue legado.


Imagen:  Antonio García Omedes. 

Para saber más
románicoaragonés.com
listarojapatrimonio.org/







Románico Curioso,
una serie de Cristina Párbole para Curiosón-©-2017



Leer más »

Ornamentación exterior: los canecillos

(I. 13) SIMBOLOGÍA ARQUITECTÓNICA.


Son el lugar privilegiado de expresión de los maestros constructores, por su colación alta y su aparente insignificancia. En ellos se explayan con total libertad, sin reservas, plasmando sus símbolos, su mundo y a ellos mismos.


Se retratan en forma de perros (de ahí su nombre) por obedecer a la voz de su amo, el maestro constructor; de monos, en el caso de los aprendices, porque deben imitar a los compañeros sin saber todavía muy bien lo que hacen (como el burro flautista o arpistas que también hacen música o tallan sin saber cómo) o de lobos solitarios (el maestro).

Aunque actualmente nos resulte extraño relacionar un cantero con un perro, es la asociación retórica más importante. El juego de palabras " canto=cantero=can" junto a los hábitos de vida de los trabajadores de la piedra, propiciaba esa mutua identificación. Un can, aparte de ser el mejor amigo del hombre, es también un guijarro o trozo de piedra. Un can labrado es la parte más sobresaliente de la moldura que carga una cornisa. Es una piedra esculpida, un perro adiestrado. Cuando un can o un trozo de piedra caía por accidente y dañaba una de las extremidades del cantero, se decía que le "había mordido" la mano o el pie.

Si el can aparece rascándose la cabeza, se trata del maestro de obras, ya que se le atribuye más razón que intuición.

Si retorciéndose sobre sí mismo o lamiéndose el trasero, es el maestro escultor, que es capaz de llegar a cualquier rincón para plasmarlo con su imaginación.

Si el can lleva una piedra en la boca, se tratará del aprendiz, la piedra bruta que le ha hecho recoger el maestro para que la pula con su trabajo.


Por tanto, en los casos que el cantero se represente en el canecillo sujeto a figuración, siempre será reconocido por los instrumentos con los que se retrata (cincel, puntero, pico, maceta, etc).

Pero siempre quedará la libertad como grito de su pensamiento.



Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

Ermita Santa Cecilia de Vallespinoso de Aguilar

Iglesia advocada a Santa Cecilia, templo románico donde los haya, que los vecinos del pueblo de Vallespinoso tienen el honor de contemplar... desde hace casi ya un milenio; lugar de ensueño, que puede sin ningún género de dudas proclamarse para tan singular título.

Eduardo Gutiérrez


Para saber más:
Ermita de Santa Cecilia  | Astur Natura
La Primavera en el Románico | La huella románica




Arte desde el aire, una sección de Aitor Gutiérrez Cosgaya
Curiosón © 2017


Leer más »

Ornamentación interior

(1.12) SIMBOLOGÍA ARQUITECTÓNICA.




El Románico es un arte sublime. Su concepción teológica se encuentra en perfecto acuerdo con el sentimiento estético y su simbología establece hasta la jerarquía del lugar y tema. En nuestro Templo, seguiremos la jerarquía ascendente que contribuye a acentuar su imagen cósmica. Distinguiremos tres zonas: una, el Cielo, otra reservada para los Misterios de la vida de Cristo y la inferior para los mártires y confesores. Los serafines, a cierta altura, en las pechinas, de tal manera que la cúpula aparezca aún más ligera, sostenida por sus alas. O también, la representación de los cuatro evangelistas, o de los cuatro Misterios centrales: Anunciación, Nacimiento, Bautismo y Transfiguración.



En el punto más elevado, la cúpula, el Pantocrátor, inmóvil, perdido en el seno de esa inmensidad, sumergido por el infinito en el corazón de ese espacio ilimitado y deslumbrado por la luz, material y mística que irradia de la cúpula. Y en el ábside, la Virgen María. Finalmente, en los planos inferiores, los mártires y santos, quienes, como símbolo de iniciados, abren la vía que conduce al Padre, mediante su vida ejemplar.




Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

Psicostasis

¿Sabías que el pesaje de las almas o Psicostasis es una iconografía habitual en el románico que tiene su origen en Egipto?

Nos remontamos a Egipto, es en el Libro de los Muertos donde hallamos la primera referencia al pesaje de las almas, aparece Osiris que pesa el corazón del muerto y compara su peso con la pluma de la diosa Maat. Si el alma pesaba más que el pluma, eso significaba que este había viajado al más allá cargado de pecados, y era inmediatamente mandado a las fauces de un monstruo llamado Ammit.

De la religión egipcia, pasó al Islam y de aquí es probable que se trasmitiera al cristianismo. Mientras que en la religión egipcia era Osiris el encargado de pesar el alma, en la religión cristiana será el arcángel San Miguel, el cual compartirá la tarea con el demonio. Si el alma estaba libre de pecados la balanza se inclinaba hacia el lado de San Miguel, si ocurría lo contrario, la balanza se inclinaba hacia el lado del demonio.

El demonio, como ser astuto que es, intentará por todos los medios que la balanza se incline hacia su favor, para lo que utilizará diferentes métodos, un ejemplo de las artimañas utilizadas por el demonio lo tenemos en un capitel de la iglesia de Santillana de Mar, donde podemos ver como el diablo intenta desequilibrar la balanza con una bola.

La vida, en la Edad Media era ese paso por “el valle de lagrimas”, una lucha constante entre lo que estaba bien y lo que estaba mal, entre vicios y virtudes. Un combate en una vida efímera, que solo acabará cuando tenga lugar el Juicio Final, es entonces cuando el cuerpo desaparecerá y el alma se pesará, estableciéndose una separación entre los justos y los pecadores.






Románico Curioso,
una serie de Cristina Párbole para Curiosón-©-2017



Leer más »

La luz

(1.11) SIMBOLOGÍA ARQUITECTÓNICA

Ascendamos. Ayúdame, amigo/a, a encontrar la Luz.


Es elemento "arquitectónico" para el constructor del románico que intenta hacerla "pasar" por tres ventanas en el ábside significando que, como la Trinidad, entran tres haces de luz pero la luz es una sola, y al penetrar sobre el altar a hora prima, asemeja lux mundi, con lo que el fiel que entra al templo se siente sobrecogido por la iluminación, deslumbrado por la luz, material y mística; esa mística en que la inmaterialidad humana impide el acercamiento a la luminosa inmaterialidad de Dios, y por ello todos los recursos técnicos y estilísticos se combinan en una forma que tiene como fin elevar el alma del espectador a Dios.

Por medio de la luz adquirimos, aprehendemos y comprendemos el mundo, porque ella da carácter a la objetividad del espacio. No lo determina, sino que determina el espacio que de él tenemos ya que nada hay en la oscuridad que pueda convertirse en verdadero.


La luz del sol se derrama constantemente como un bien inefable, hace vibrar la materia, le da vida. A través de ella tomamos consciencia de su transcurrir sin pausa; de su linealidad y comportamiento cíclico, pero no sólo la luz; es necesaria la materia iluminada frente a la sombra.

La luz en el Románico, conscientemente utilizada como recurso arquitectónico, es capaz de emocionar. Hacer vibrar el espacio y lleva al hombre a estados de ánimo que trascienden lo ordinario.

" Arquitectura sine luce, nulla arquitectura est". Interesa su simbolismo en las construcciones del templo porque contiene valores imperecederos que van más allá del aspecto externo, capaces de perseverar en la incertidumbre del transcurso de los tiempo del alma.


Y el constructor del templo se vale de ella. Unas veces como luz cenital abriendo un hueco en el plano horizontal del techo para vaciarla sobre la nave; otras, la luz panthei sacralizando el espacio divino previo profundo nártex para permitir su acceso mediante el óculo de la cúpula que hacen convertirla en un cilindro de luz sólida sacralizando el espacio con un milagro inmaterial como aquella cegadora que tiró del caballo a San Pablo; una luz de orden divino que nos desarma porque trasciende a lo eterno. La luz transversal, que se tamiza por los huecos verticales de los muros del ábside llenando el espacio más sagrado, el tabernáculo, de un potente fogonazo trinitario, o la luz mística, dramática, efectista, que pone el foco en el ábside principal sacralizando el espacio con decidida voluntad escenográfica.



Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

La cripta

( I. 10)  SIMBOLOGÍA ARQUITECTÓNICA.


Bajo el altar, la cripta. Hay que arriesgarse como los antiguos cristianos que sobreviven en ese momento histórico de tinieblas y catacumbas. Descendamos a ella como para penetrar en nuestra propia alma-personalidad. Bajemos lentamente los escalones que ingresan en el submundo de nuestro cuerpo sutil e íntimo, pues ahí habita la revelación de las verdades por conocer.

Gruta natural y no obstante fruto de la mano del hombre.

Mejor sería denominarlas “templos inferiores”. Símbolo del mundo de ultratumba, necesario para regenerarse y renacer al nivel superior, a la luz. Caverna alquímica. Funeraria, pero al tiempo iniciática. Punto interno y central, centro espiritual. Corazón del templo interior donde se efectúa la comunicación con todos los estados superiores ( supraterrenales) e inferiores (infernales).

La cripta simboliza la raíz del universo – entendido este último como el conjunto del templo –; aquello oculto que origina la vida de todo el conjunto, pues no en vano su etimología griega significa “esconder”. Simbólicamente la tierra es la madre de todo lo viviente, de ella surge toda vida y a ella regresa.


Ni siquiera la cripta de San Antolín de Palencia, que en efecto está bajo el nivel del terreno pero que posee unas delatoras ventanas que hoy no dan a parte alguna y que en su momento si tendrían función, por estar el nivel del piso más bajo que en la actualidad.


Camino de la salvación de los asistentes, desde la oscuridad del infierno del templo inferior a la gloria dorada del superior.

"Sabe tú que este Agni, que es el fundamento del mundo eterno y principial, y por el cual éste puede ser alcanzado, está oculto en la caverna ( del corazón)".




Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

Iglesia de San Cornelio

¿Sabías que en Revilla de Santullán se encuentra el único ejemplo de Palencia en el que el maestro románico se representa a si mismo?


En el arco puede leerse en latín “Micaelis me fecit” o lo que es lo mismo “Miguel me hizo”. Tres palabras que rompen con ideas preconcebidas y sitúan la portada de la iglesia de San Cornelio de Revilla de Santullán en el podio de las portadas más espectaculares del románico.

El maestro cantero aparece sentado con una especie de gorro en su cabeza, imberbe, portando en su mano izquierda un cincel y en la derecha una maza; instrumentos que utiliza para acabar de tallar la última parte del mantel que viste la mesa. Detrás de él un libro abierto, el famoso “libro de modelos” en el que el  maestro apuntaba todo lo que aprendía y realizaba con la idea de transmitir sus conocimientos.

La firma del maestro, su representación y el libro de modelos son elementos poco habituales y encontrarlos juntos es algo maravilloso. Gracias a la “osadía” de Miguel podemos conocer su trabajo, por donde se desplazó y hasta donde llegó su ámbito de influencia.







Románico Curioso,
una serie de Cristina Párbole para Curiosón-©-2017



Leer más »

El altar

( 1.9) SIMBOLOGÍA ARQUITECTÓNICA.

Expresión máxima del sincretismo e hibridación del románico y resimbolización de constantes en antiguas religiones universales (desde el altar nicho de los lares romanos de PORQUERAS en la gerundense Bañolas, hasta el altar baldaquino de los hislanis persas en la soriana SAN JUAN DE DUERO).

Lugar de culto en todas religiones. Mesa de sacrificio, pero también donde se reúne el colegio apostólico de compañeros iniciados, de alimento y libación e institución eucarística.

Símbolo de lo celeste, de lo telúrico y de lo místico. Instrumento de ofrenda y libación a la divinidad pagana; de sacrificio cruento, o escenario de transfiguración eucarística. Monte Tabor de transmutación mística del Pan y Vino en Cuerpo y Sangre. Lugar de encuentro con la divinidad, en definitiva.

Construido sobre piedra (“ Simón, yo digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia”) no labrada " porque al picar piedra con el escoplo queda profanada" (Ex. 20,25) y no debe ser contaminado por el trabajo del hombre, sino permanecer pura y virginal y consagrada según rigurosas Ordines con su lipsanoteca.

Mesa, en fin, sostenida por CUATRO columnas (símbolo totalizador de plenitud que se espiritualiza con lo soportado, pues 4 son los elementos vitales,4 los ríos del Edén, 4 los puntos cardinales, 4 las fases lunares, 4 los ciclos vitales, 4 los Evangelistas...) y dirigida hacia la salida del Sol. Ubicado en la cabecera, antesala del cielo, lugar redondeado y perfecto reservado para el sacrificio y renovación de la alianza y que, como en el abrahánmico (capitel de la portada de la Catedral de JACA) simboliza la humilde resignación al destino personal determinado por Dios.


Mantel blanco que evoca la sábana que envolvió el cadáver del Inmolado; cinco cruces incrustadas en su piedra, cinco llagas; y las Virtudes como peldaños necesarios para acceder.
 


Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

Colegiata de San Salvador de Cantamuda

Hace algún tiempo visité la colegiata de San Salvador de Cantamuda o Cantamuga, como bien le gusta denominar a mi buen amigo Froilán de Lózar. En aquel momento, no pude ver el interior del templo, pues además de que solamente iba de paso y con la única intención de sacar unas fotografías de su exterior, no tenía tiempo para andar buscando a quién me abriera la puerta de tan imponente iglesia. Un tiempo después, la casualidad quiso que viera una fotografía esférica del interior de la colegiata, que Abel, el nuevo cura de San Salvador, le había enviado a su móvil. ¡"Estupefactos" quedamos con aquella panorámica sin igual del interior de tan magnífica colegiata!


Para saber más:
Colegiata de San Salvador© Orígenes
Iglesia románica de San Salvador© La huella románica




Arte desde el aire, una sección de Aitor Gutiérrez Cosgaya
Curiosón © 2017


Leer más »

La cúpula

(1.8) SIMBOLOGÍA ARQUITECTÓNICA.


Cuatro arcos que se enfrentan entre sí. Surgen cuatro triángulos, paños, que se cubren con plementería. Unas veces sobre tambor dividido por pilastras, losería o bandas lombardas y arquerías ciegas; otras, sobre trompas y pechinas: Lo cuaternario (trompa) símbolo de lo terrestre, y lo ternario (pechina) símbolo de lo celeste, armónicamente conjugado, dotándola de una imagen como suspendida en el aire y desprovista de toda gravidez. Si la bóveda representa el cielo, la Cúpula es el alto cielo, el Cielo de los cielos, el cielo visible que, como velo, separa el mundo presente, Tierra, del mundo futuro, Cielo.

Estamos llegando a lo más alto de nuestro templo. Y en uno de los puntos críticos del mismo se alza la cúpula. En los más antiguos templos, el paso del cuadrado al octógono se resuelve por medio de trompas como en el bello lugar de Santa Eufemia de Cozollos (María Bustamante insiste en que no es Cozuelos, sino Cozollos). En muchos templos, como en el que cito, en el arranque de las trompas se hallan esculturas de los cuatro Tetramorfos. Mirar hacia la cúpula es contemplar un Pantócrator, en el que la imagen de Cristo en majestad se sobreentiende en la propia esencia de la bóveda, “El cielo de los cielos”.

En alguna ocasión el sistema de trompas es doble, como en Loarre donde el arquitecto volcó todo su arte en la vertical, porque no le cabía un templo de tres naves en la angostura del precipicio. Mas tarde, soluciones copiadas de modelos bizantinos resuelven la cuadratura del círculo por medio de pechinas. Y es obligado disfrutar de la que hay en Zamora, aunque nos acabe doliendo el cuello de mirar a lo alto. Y hay que considerar cómo aquellos “compañeros constructores” las edificaron. También necesitaron de una cimbra, en forma de media esfera esta vez; y colocaron hiladas concéntricas de piezas en forma de cuña, con el mortero.


Giros y giros cada vez más pequeños (¿no será el laberinto?) hasta que la última de las piezas, la piedra angular, la clave, cierra el conjunto ("Este Jesús, a quien crucificasteis, es la piedra rechazada por vosotros los edificadores, la cual ha llegado a ser la cabeza del ángulo", Hec. 4,11).




Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

Monasterio de San Andrés de Arroyo


¿Sabías que según la tradición en un arroyo apareció la imagen de San Andrés y en su honor se levanto el conocido monasterio de San Andrés de Arroyo?


Según la tradición en las orillas de un arroyo que transcurre por el lugar apareció una imagen realizada en piedra de San Andrés, ante tal milagro se decidió levantar bajo su advocación un monasterio en el que día y noche retumbaran en sus muros las más piadosas oraciones.

A día de hoy todavía se puede observar la figura de San Andrés presidiendo la sala capitular del monasterio de San Andrés de Arroyo en el término municipal de Santibañez de Ecla. A los pies de San Andrés se encuentran los sepulcros de la primera abadesa del cenobio Mencía de Lara y su sobrina María.

La belleza del claustro de San Andrés y de su famosa columna hacen que la imagen pase desapercibida para muchos ojos, pero nos encontramos ante una excelente talla en la que San Andrés aparece portando la cruz en forma de aspa en la que sufrió martirio. Lleva túnica y aparece barbado, en ella todavía podemos observar restos de la antigua policromía que cubrió la imagen.

Todo monasterio que se precie tiene su origen envuelto en leyenda aunque la realidad es diferente y nos habla de una mujer de nombre Mencia que en los albores de los tiempos promovió la construcción de uno de los monasterios más importantes y se convirtió en una mujer influyente y poderosa, pero esta es otra curiosidad que sin mucho tardar os contaré.


Bibliografía:
_______________

-García Guinea, M.A, El Románico Palentino. Edit. Excma. Diputación Provincial de Palencia. Palencia, 1975.

-Párbole Martín, Cristina, ¿Mecenazgo románico?: el caso de la primera abadesa del monasterio de San Andrés de Arroyo (Palencia). I Congreso Internacional. Coleccionismo, Mecenazgo y Mercado Artístico: su proyección en Europa y América

-www.romanicodigital.com/






Románico Curioso,
una serie de Cristina Párbole para Curiosón-©-2017



Leer más »

El capitel

(1.7) Simbología arquitectónica



Encima de la columna, hacia abajo, todavía terrenal pero encaminado ya hacia el cosmos. Es en esa esfera donde se desarrollan los contenidos de la escultura románica. El capitel románico es derivado del corintio clásico, en origen decorado con motivos vegetales como la hoja de acanto. Su función es doble, estructural y decorativo-docente. En lo funcional, punto de transmisión de cargas de bóvedas y arquerías hacia el suelo. Simbólicamente, elemento interpuesto entre la bóveda celeste y el sustento del templo, a imagen de los intercesores celestiales. Adosados al muro, nos muestran, como el iceberg, solo una parte del bloque en que se labraron. El resto se hunde en el muro, a tizón, contribuyendo a la trabazón de sus tres capas y sirviendo de apoyo “per se” a la carga que en él converge de tal modo que aunque se elimine el fuste, sigue ejerciendo su función. Exentos, sobre lo alto de una pilastra cilíndrica, magníficos, al modo de lo visto en la catedral de Jaca. Múltiples, como los que coronan los machones de un claustro… De una u otra forma, y de su decoración inicial vegetal, sirvieron en la época románica como excelente “percha” (junto con tímpanos y la decoración pictórica) para difundir las ideas del Nuevo Testamento. También ideas profanas así como un sinfín de seres monstruosos que agazapados en lo alto de las columnas y en la penumbra del templo aun nos infunden un cierto escalofrío.



 Plenos de simbología, quizá por ello, la reforma de la reforma, los alisó (¡Cuidado!) o a lo sumo decoró con leves motivos vegetales o geométricos deviniendo de nuevo en meros transmisores de cargas. Evolucionan pues desde el primer románico, sin decoración, meras zapatas de apeo, pasando por la fase exuberante del románico pleno y declinando con el Cister llegando a perder incluso su forma en favor de grandes ménsulas embebidas en el propio muro.




Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".


Leer más »

En el corazón del viejo Camino de Santiago

El Viejo Camino de Santiago, Ruta de la Montaña, es en la actualidad una realidad digna de descubrir, a su paso encontrarás un excelente patrimonio, enmarcado en una portentosa naturaleza. 


En el año 813, un ermitaño, llamado Pelayo, observó una extraña lluvia de estrellas sobre uno de los altozanos del bosque llamado Librodón, en un lugar de Galicia conocido como Solovio, comarca en el que el ermitaño hacía su vida en soledad entregado a Dios. Raudo y veloz el ermitaño fue en busca del obispo Teodomiro -obispo por entonces de la que hoy es la actual localidad de Padrón- para contarle el extraordinario suceso que acaba de acontecer en dicho lugar. Hasta allí se acercó el obispo junto al ermitaño, encontrando para su enorme sorpresa en aquel mítico lugar el sepulcro del Apóstol Santiago.

Desde ese mismo momento tan trascendental para la historia de la cristiandad, el peregrinaje hacia la tumba del Apóstol fue una realidad constante. Una de las rutas más populares, en aquellos albores del peregrinaje a Santiago de Compostela, era la Ruta de la Montaña, hoy conocida como Viejo Camino de Santiago, también como el Camino Olvidado. En nuestra provincia, dicho recorrido transita por las localidades de Aguilar, Cervera, Santibañez, Guardo... Hoy dicha ruta ostenta un excelso patrimonio que es de visita obligada.


Para saber más: Dentro de mi mochila
Imagen: Eduardo Gutiérrez




Una serie de Eduardo Gutiérrez para © Curiosón
Leer más »

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.