curioson | refranes populares | mejores fotos | pueblos de españa
El eclipse del sol de 1860 | Curiosón

[=] A VECES LLEGAN CARTAS

El eclipse del sol de 1860


Doy fe de haberlo visto con mis propios ojos, ayer, a 18 de Julio, de dos a tres de la tarde, desde las veneradas ruinas de Sagunto, o sea desde lo alto del castillo de Murviedro.

Con este sólo fin había salido la víspera de la villa y corte de las Españas en el tren correo. Al pasar por Valencia se me agregaron, según estaba convenido, algunos poetas de las márgenes del Turia, con quienes me liga antigua amistad, y todos juntos llegamos al castillo una hora antes de la anunciada por el Calendario para el comienzo de la gran tragedia celeste.

En aquel histórico lugar, donde comenzaba la zona en que sería totalmente visible la catástrofe, no se hallaba constituida ninguna comisión de astrónomos, armada de instrumentos, con objeto de hacer la autopsia al astro-rey luego que muriese...., y por eso mismo habíamos determinado mis amigos y yo establecer allí nuestro observatorio poético, ganosos de experimentar en el momento solemne todas las emociones dramáticas y religiosas de la inocencia ó de la ignorancia...

Estábamos, pues, solos con el coro trágico, y el coro trágico se componía de labriegos del país... ¡De aquellos labriegos que rara vez suben a la antiquísima fortaleza, pero siempre para honra y gloria de España!

Así lo pensaba yo al ver al actual pueblo saguntino subir desde la villa a la ciudadela. Pensaba en el día que sus antepasados subieron por aquellas mismas rampas talladas en la roca, y no volvieron a bajar, sino que perecieron heroica y voluntariamente, dando al héroe cartaginés el más grande espectáculo de patriotismo que registra la historia: ó recordaba aquel otro día, casi de nuestro tiempo, en que las tropas de Napoleón se estrellaron una vez y otra contra aquel ruinosos baluarte, guarnecido por un puñado de valientes, que acababan de dejar el arado para subir a defender a costa de su vida el Muro viejo (Murviedro).

A la verdad, estas consideraciones históricas eran muy adecuado prólogo al épico suceso que aguardábamos. Todo ello tenía dimensiones homéricas; y como el cielo, la tierra y el mar que se desplegaban ante nuestra vida eran los mismos de hace veintiún siglos, hubo momentos ne que perdí toda conciencia del tiempo, ó que confundí lo pasado con lo presente, y aun con lo futuro, que era el eclipse...

A mis pies veía, por una parte, las imponentes ruinas del Anfiteatro romano; por otra, la villa actual; alrededor, una verde llanura poblada de algarrobos, olivos y moreras, y más lejos el azul Mediterráneo, o suaves cordilleras de montañas que delineaban, por decirlo así, un magnífico y resplandeciente horizonte.

.../En lo que a mi toca, yo consideraba en aquel instante al género humano de un modo que no lo había considerado nunca: no ya como una especie privilegiada que cumple estos o aquellos destinos en el mundo; no como actores del gran teatro del universo; no como los personajes pricipales del largo drama que llamamos Historia, sino únicamente como espectadores alojados en un pequeño planeta, como simples pobladores de nuestro globo, como accidentes de la creación, como testigos de la marcha misteriosa de los mil mundos.

Las ciencias, la política, la filosofía, los odios, las ambiciones, el amor, la guerra, el infortunio, todo lo que constituye nuestra cotidiana vida, había perdido todo su interés en aquel momento...

Pedro Antonio de Alarcón

Pedro Antonio Joaquín Melitón de Alarcón y Ariza, nace en Granada el 10 de Marzo de 1833. Los especialistas le incorporan al movimiento realista, citándole como uno de los autores que pone fin a la prosa romántica.

De intensa vida ideológica, como sus personajes, evolucionó de las ideas liberales y revolucionarias a posiciones más tradicionalistas. Estudió Derecho en la Universidad de Granada, carrera que abandonó para fundar en Cádiz "El Eco de Occidente", junto a Torcuato Tárrago y Mateos, iniciando así su carrera periodística

En 1854 se traslada a Madrid, molesto con el entorno reaccionario de Granada y allí crea y dirige el periódico satírico "El látigo", de ideología antomonárquica, republicana y revolucionaria.

Enlaces relacionados
Cervantesvirtual
Wikipedia
alohacriticon


Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates