Refranes populares, las mejores fotos y pueblos de España

Otra escuela es posible - Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España

GRANDES COMO SU NOMBRE

Otra escuela es posible



Juan José Rubio Silvestre
Los dinosaurios también tienen blog



En una era en la que las tendencias políticas apuntan una y otra vez hacia los recortes, a nuestro maltrecho sistema educativo sólo le queda tirar de las mejores prácticas para salir adelante.

Todas las personas que conocemos un poco la LOE sabemos que sus intenciones son muy buenas, pero también es conocido por todos que sus resultados no lo son tanto. ¿Pero dónde reside la responsabilidad en los insuficientes resultados académicos de nuestros escolares? ¿Tienen la culpa los políticos? ¿La sociedad? ¿Los alumnos? ¿Los maestros?

Desengañémonos. No importa el culpable, lo realmente importante son las soluciones. Y volviendo sobre la LOE encontramos que una de las líneas más claras que nos marca es la educación inclusiva, involucrar a la familia, trabajar por competencias, etc.

Pues bien, este humilde docente cree que en la mano de la comunidad educativa está parte de la solución. Practicar esto de la educación inclusiva en la medida de las posibilidades de cada caso.

La educación inclusiva se edifica a partir de la participación y colaboración de todos los agentes educativos. Se parte desde la superación de las barreras que cada alumno o alumna encuentran a la hora de aprender. Es decir, no se adapta nada para ciertos alumnos, sino que se adaptan los contenidos o la metodología para que todo el alumnado pueda adquirirlos.

Este curso he tenido la fortuna de caer en una escuela en la que se trabaja así, y estoy aprendiendo mucho. Una escuela donde no hay libros. Donde los conocimientos se van adquiriendo de una forma tan significativa y real para el alumnado que es muy difícil que no se adquieran. Es el propio alumnado quien escoge un proyecto sobre el que trabajar. Y el papel del maestro es simplemente un guía que va orientando al grupo para que sea competente y pueda ir respondiendo a las incógnitas que la clase tiene sobre el tema tratado o cualquier otro tema importante para su edad, que el maestro se encargará de involucrar con el tema central para despertar la curiosidad del alumnado.

En esta escuela ningún alumno sale del aula, ya sea inmigrante, tenga necesidades educativas especiales o esté por encima de la media. El profesorado de educación especial es un recurso más dentro del aula y lo comparten todos los alumnos y alumnas. Aquí, cada uno aprende y enseña a la vez. Si un alumno queda rezagado, son los propios compañeros los que se encargan de mostrarle el camino.

Las familias también se implican en el proceso y son varias las veces que han venido al aula para aportarnos sus experiencias sobre la materia que trabajan los alumnos. Materia sobre la que el alumnado acaba sabiendo más de lo que se esperaría de él para la edad en la que se encuentran.

Incluso hay unas horas para hacer sesiones internivel, en las que todos los niveles de Primaria se reúnen y dividen en grupos heterogéneos para que trabajen juntos sin importar las edades.

Puede que acaben el curso sin tocar algún contenido que el currículum marcaba, pero no importa porque probablemente lo vieron en el curso anterior o lo verán en el próximo. Lo importante es que sean competentes.

¿Es fácil? No. ¿Es gratificante? Sí. ¿Hay que romper muchos esquemas? Sí.
Pero ¿acaso no cambia la sociedad? ¿Cómo íbamos a seguir entonces con la escuela del libro de hace 50 años?


________________

Juan José Rubio Silvestre es Diplomado en Magisterio de Educación Primaria y desde hace unos años ejerce como maestro.  Trabajando actualmente en la "Escola Consol Ferré" de Amposta.  También es administrativo y bloguero, donde participa en diversos sitios, destacando "Los dinosaurios también tienen blog", su blog personal. Su firme compromiso con la sociedad también se ha visto plasmado con su participación política en su pueblo, Onda. Pero sin duda, para él lo primero es su família, que creció en 2009 con la llegada de su primer hijo.

El blog de Juanjo
"Los dinosaurios también tienen blog"




10 comentarios:

Froilán dijo...

Hoy nos llega información por todas partes. Con esta experiencia que aportas, vivida en primera persona, damos un paso adelante de otro modo, vosotros como educadores, canalizando bien los temas y con la aportación e implicación de los padres.
Hoy trabajo hasta las 11 de la noche. Cuando llegue a casa te lo movere un poco para que nuestros amigos puedan leerlo y comentar si les parece. Un abrazo.

El dinosaurio dijo...

Gracias a ti por publicarlo.

Es sólo una humilde opinión desde la vivencia personal, donde tengo mucho que aprender.

Un abrazo.

Javier dijo...

Este tipo de educación, la “inclusiva”, como la llamas aquí en tu post “Otra escuela es posible”, quiero verla relacionada con otro tipo de educación que seguí muy de cerca hace unos cuatro años aquí en mi ciudad, en un colegio privado pero concertado a su vez, donde estudió mi hijo, en uno de los cursos de la ESO como experiencia. La llamaron “Educación Cooperativa”. Y consistía en que, básicamente, las clases de ese curso en concreto se daban con los chavales y las chavalas distribuidos en grupos de 4-5 alumnos (con mobiliario adecuado para unir las mesas). Y todo se trabajaba en grupo, donde, digamos, que había alguien de los alumnos del grupo que dominaba las materias y se pretendía que arrastrase al resto, resolviéndose entre ellos las dudas y motivándose entre ellos a la hora de los trabajos y de los exámenes; con el profesor de la materia presente para, en última instancia, resolver la problemática. Así, se hacían trabajos en común, los ejercicios en común que se corregían entre ellos, leían en común el tema del día, se lo explicaban unos a otros y lo que no entendían entre ellos se lo respondía el profesor, si alguien del grupo no entendía algo era el propio grupo el encargado de explicárselo, y solo en última instancia el profesor. Eso sí, a la hora de los exámenes, se cambiaba la estructura de la clase y cada uno hacía el suyo a la manera tradicional; si todo el grupo aprobaba el examen se le premiaba a cada miembro del grupo con un punto más en la nota final de la materia.
Entre los padres, diversidad de opiniones, con bastantes críticas al sistema, sobre todo pensando que los alumnos iban a salir del curso con muchos menos conocimientos de los realmente marcados como necesarios, porque la marcha de la clase hacia adelante y la materia nueva se iban a ver dificultadas por este sistema; más a favor aquellos padres cuyos hijos obtenían de común notas más bajas; por más que la dirección del colegio quisiera venderla como el no va más en educación. Pero al final, y tal y como se dijo en algunas de las asambleas de padres, la experiencia no funcionó bajo ningún concepto, fracaso estrepitoso, solo duró dos cursos, hubo que rechazarla y volver al sistema tradicional. Eso sí, el primero de los años de implantación obtuvo un premio en metálico “a la innovación” por parte de la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma, pero nada más, quedó luego en el olvido más absoluto.
Lo cual, me lleva a la conclusión de que en la educación, como en tantos otros aspectos de la vida, y quizá aquí más que en otros, está ya casi todo inventado y, en ésta en concreto, lo más lógico y aprovechable parece ser el método tradicional, eso sí, con implicación del colegio y sus profesores, de los padres y, por supuesto, del alumno. Esta fue mi experiencia en este aspecto.
Saludos. Javier.

Anónimo dijo...

Me parece que la educación escolar está equivocada, mata la creatividad de los niños y los estropea para el futuro. Asi dice Sir Ken Robinson que es Ph D en educación. Aqui hay un video de él: http://razonhable.blogspot.com/2011/11/control-mental-como-las-escuelas.html

Anónimo dijo...

Froilán : Me pides que de mi opinión . Mira yo estoy a la antigua o sea los que sabemos calcular sin ordenador o los que sabemos que el 23 de abril no se celebra la muerte de D. Quijote como decia un alumno muy serio en TV o quien cree que una leche caliente con miel me curará el catarro que arrastro. O sea un anticuado. Pero en educación o enseñanza ,lo que se dice educación y enseñanza vayamos a lo clásico y los inventos con agua que la gaseosa en tiempos de crisis está tambien cara . Como siempre un abrazo

El dinosaurio dijo...

Yo respeto todo tipo de opiniones pero no se puede ser tan tajante y asegurar que algo no funciona porque en un lugar no haya funcionado, porque en contraposición yo puedo deciros lugares donde está funcionando y muy bien, por ejemplo (por no mencionar mi escuela), está yendo muy bien en y son un referente en la "Escola Riera" de Sant Pere de Ribes.

Aqui os dejo su enlace: http://www.xtec.es/centres/a8058362/

El dinosaurio dijo...

Por otro lado y para reforzar mi opinión, os diré que esto es como los médicos, los hay que cuentan maravillas de uno y los hay que cuentan pestes del mismo. Por tanto, quiere decir que es algo que va sobre gustos, pero yo os recomiendo que veáis este vídeo:

http://juanjoyraquel.blogspot.com/2012/01/la-educacion-del-futuro.html

Froilán De Lózar dijo...

Otra escuela es posible, entiendo, sin romper del todo con la enseñanza tradicional.
No cabe duda que en un futuro próximo, la propia tecnología exigirá (ya lo está exigiendo), un cambio.
Gracias a todos por vuestra aportación.

rosscanaria dijo...

Juanjo, estupendo método de enseñanza, no sabía que habías cambiado de centro pero parece que ha sido para bien, rayando en extraordinario, es fabuloso que aprendas tú también jeje, ojalá fueses el maestro de mis nietos...
Un beso enorme a tí y a Froi y linda semana,

El dinosaurio dijo...

@RossCanaria: Sí, guapa, este curso estoy en otro centro. Y estoy muy contento. Besos.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates