Refranes populares, las mejores fotos y pueblos de España

Castilla - Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España

GRANDES COMO SU NOMBRE

Castilla

Esta novela, CASTILLA, intenta desentrañar ese confuso mundo en el que se mezclan y pretenden imponerse sin demasiada ética y con sobredosis de sinrazón la ambición personal, los ideales (a veces rayanos o llevados al fanatismo: “¿por qué tiene que morir alguien para que los sueños de los demás se cumplan?”), la necesidad de descubrir y perfilar la propia identidad, el afán de dominio y el laissez fer de los pueblos. Sin duda el enmarque político puede despertar interés y posiblemente polémica: nos sitúa  en una hipotética desmembración del Estado Español en un sorprendente escenario de contrastes: Cataluña y Euskadi despliegan una independencia conquistada (por caminos diferentes) mientras que Castilla sobrevive en una independencia más bien impuesta, diseñada desde Madrid (¡lo nunca visto!). 



Jacinto Prada Baró  |  Bilbao

La vorágine de los hechos nos hace pensar en el ritmo enloquecido de los tiempos actuales y los planteamientos de sus personajes definen una determinada perspectiva (discutible como todo lo humano) de los tiempos que vivimos actualmente. Lo bueno de las novelas, a mi entender, no es solo la precisión literaria en la interesante descripción de unos hechos más o menos ficticios sino también su capacidad de despertar conciencias y sembrar polémicas enriquecedoras y constructivas.
Pero CASTILLA no es solo una novela “política” sino también y sobre todo una narración “vital”: es el perfil (y las entrañas) de unos seres humanos que buscan o quieren descubrir el sentido de sus vidas. A contraluz, a contracorriente, en un mar de tragedias, de dudas e incertidumbres.

¿Es la vida el simple arte  u oficio de sobrevivir? ¿Conviene ser realista aceptando resignadamente las reglas del juego ( Itzi: “no tienes derecho a pedir más” ) o vale la pena  apostar, arriesgar, salirse de madre (Irene la “viuda alegre”)?

¿Nos debe guiar siempre la razón o hay que dar al corazón lo que es del corazón?

¿El amor sólo alcanza su plenitud en la obsesión, en la paranoya del sin vivir ( “esto es un no parar”) que nos coloca en el doble filo del dolor y el placer?

 ¿Puede o debe María construir su felicidad tan solo sobre el pilar de la pasión de los besos minusvalorando la ternura que destila con sus abuelicos?

¿En qué cosiste la vida: en una búsqueda desesperada por encontrar  la salida del laberinto en que nos encierra la fatalidad (Pepe) o en desgranar el rosario engarzado con los pequeños gozos que nos proporciona la luz de cada instante que penetra por los resquicios de la dura realidad (Josefina)?

 ¿Es la vida para devorarla o para degustarla?

Todas estas preguntas y muchas más nos sugiere el libro de Froilán de Lózar. Sea como fuere, Jorge nos invita a la integridad personal: “Cada persona ha de luchar por el camino que elije”( ¿sirve esto también para los pueblos?). Al regresar de la feria  oiremos de todo: la vida es “un paseo hacia el precipicio”, “un engaño”, “un regalo”…

Si bien la novela respeta el desarrollo temporal de los hechos mi impresión es que la narrativa no nos induce al efecto madeja en que el lector va tirando del hilo y pasivamente se va encontrando, como en una filmación cinematográfica, con lo que ha dado de sí el hecho descrito. Más bien creo en el efecto puzle: el autor nos va presentado una serie de piezas que el lector ha de ir colocando y definiendo para construir activamente el cuadro completo complejo por necesidad. El devenir sociopolítico se proyecta sobre un fondo de vidas cotidianas llenas de limitaciones, debilidades y más de una tragedia.

La distribución del texto en capítulos breves creo que es un acierto en este sentido a la vez que da agilidad y esponja la narración. Me parecen muy interesantes los arranques de los capítulos que despiertan cierta intriga, remarcan el cambio de escenario o plano propiciando el efecto  collage.
En cuanto al desarrollo del thriler creo que el autor levanta la liebre demasiado pronto: al lector le gusta que le engañen y que compliquen su perspicacia. La línea Ansúrez se desvela prematuramente en mi opinión. Mis preferencias hubieran ido por los cauces del 11-M en Madrid: se intoxicó con la autoría de ETA y acabó siendo producto islámico ( todo un proceso de descubrimiento).

Por lo que respecta a la técnica narrativa me ha parecido interesante esa mezcla de la descripción de los hechos, palabras y pensamientos presentes con los recuerdos pasados, las ideas paralelas y concomitantes de los propios personajes y las reflexiones e inquietudes del autor. Es una novela con muchos signos de interrogación y muchas comillas, pero sin complicar u oscurecer el discurso descriptivo. El recurso de los “tacos” da vivacidad, potencia y realismo a los diálogos o a las transcripciones del pensamiento.

Es un libro que provoca pensar y seguramente polemizar. Y por encima de todo nos revela que a Froilán de Lózar le duele Castilla  (“¡joder,Castilla no se levanta ni con el fuego al culo!”)y busca desesperadamente, como el padre de Jorge, una medicina de última generación para su cólico.

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates