REFRANES POPULARES, LAS MEJORES FOTOS Y PUEBLOS DE ESPAÑA

El pelícano en la simbología zoomórfica - Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España

LA OLMEDA, 50 ANIVERSARIO

El pelícano en la simbología zoomórfica

(VI.5). SIMBOLOGÍA ZOOMÓRFICA.


Pese a su carácter exótico y escasa representación esculpida en el románico de nuestra latitud (Santillana del Mar, San Juan de Raicedo, Elines, Frómista, Soria y pocos más), la simbología de esta ave es, tal vez, de las más reconocidas por los amantes del arte románico, que tienen asumido su mensaje emblemático del Amor de Jesucristo en la Eucaristía, pues se dice que tal ave alimenta a sus polluelos con su propia sangre. Y tanto caló el mensaje de Amor de esta ave, que aún en la actualidad ha pasado como una de las frases más bellas del arte del enamoramiento: si mi alma fuera pluma y mi corazón tintero, con la sangre de mis venas te escribiría "te quiero".

Consistirá mi tarea, pues, en no incidir en lo conocido sino introducir algunos datos que puedan servir de apunte novedoso para conocer el paradigma de este símbolo y la, quizá, más importante manipulación del mismo por la religión/mitología judeo-cristiana en aras a su interesada sincretización para amoldarla al mensaje de su doctrina.

Esta leyenda del pelícano que daba a beber su propia sangre a sus crías, procede de la cultura egipcia que atribuyó dicha conducta no al pelícano, sino al buitre quien, ante la dificultad de encontrar comida para sus polluelos, rasgaba con el pico una de las venas de sus patas y los rociaba con su sangre para que renacieran. Comparar al buitre, ave carroñera y de aspecto repugnante con Cristo, constituía ardua y difícil tarea para los Padres de la Iglesia en su función moralizante para los fieles cristianos. Así que les resultaba más eficiente y adecuado extrapolar las características del buitre a otra ave de aspecto físico y color más adecuado, también sagrada para los egipcios: el Pelícano.


Fueron San Jerónimo y San Agustín los que se aprestaron, ya en el siglo IV, a modificar las características atribuidas originalmente al buitre para traspasarlas a nuestro pelícano.


La primera referencia mitológica de esta ave singular la ofrece el Physiologus; según éste, el pelícano se ve obligado a abandonar a sus polluelos (que no tardan en ser devorados por la serpiente), o bien, una vez regresa los encuentra muertos por sed e inanición y los resucita al cabo de tres días con su propia sangre, evocando el tiempo que tardó Jesús en resucitar. Se logra así el amor mediante el sacrificio sin límites.

Para los alquimistas, el lenguaje simbólico del pelícano guarda estrecha relación con la piedra filosofal, porque para alcanzar la transmutación, es preciso pasar por la muerte.

Los cátaros veían en los Perfectos los valores del pelícano: la abnegación y sacrificio por los demás. Una de las mejores representaciones cátaras de Languedoc está en el vitral de la iglesia de Saint-Nazaire, del interior de la Cité de Carcasona.

En los templos de Bagá y en el de Cretas (Matarraña) se representa al pelícano en el momento de dar de beber a sus pollos la sangre que brota de su pecho. La primera, en la vidriera del rosetón que ilumina el hastial de la Epístola, mientras que en la de Nuestra Sra. de la Asunción de Cretas, está ubicada en la entrada de la sacristía.

El Fisiólogo confunde su bolsa o vesícula colgante con el estómago siguiendo a Plinio para quien esta ave carecía de él, y entiende que los polluelos golpeaban a sus padres en el rostro para causarles la muerte, cuando en realidad su picoteo es sólo para estimular la vesícula donde reposa la captura y producir la regurgitación del alimento tratado y macerado que los padres dan de comer a sus crías. Pero dicha figura interpretativa, fue aprovechada hábilmente por la simbología de la Iglesia para conectarla con el episodio bíblico de su mitológico relato de Isaías 1-2: " Hijos crié y saqué adelante y ellos se rebelaron contra mí. El Creador nos engendró y nosotros lo golpeamos. ¿ Cómo hemos podido hacer esto?. Los impíos y pecadores llegándose hasta la cruz hirieron y abrieron el costado de Cristo y de él salió sangre y agua que lavó su culpa con el bautismo de penitencia".


Y así quedó configurado y consagrado este mensaje místico que en el simbolismo románico tiene al pelícano como representante de Cristo, de Resurrección, de Amor paterno o Eucarístico.



Sección para "Curiosón" del grupo "Salud y Románico".

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates