Refranes populares, las mejores fotos y pueblos de España

Edén en Abérin - Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España

GRANDES COMO SU NOMBRE

Edén en Abérin

ABÉRIN | Templo de San Juan 

Era una Semana Santa de 2011, cuando a alguien inteligente de esta charpa de Salud y románico se le ocurrió la genial idea de reunirse todos para estudiar una Encomienda. Cuando oí esa palabreja me temí lo peor, pues imaginaba que acabaría con otra función más por el mismo jornal. Después, a lo largo de sus conversaciones, deduje que se trataba algo así como una masía o un gran cortijo,  lugar con campos de cultivo, rebaños, granjas, casas, regadíos, bosques, pastos, hornos molinos, etc, que constituían una unidad administrativa y territorial donde la Orden del Temple centralizaba sus posesiones en una comarca, porque el Temple, como toda organización humana, no vivía sólo de elucubraciones filosóficas o religiosas. Tenía un ejército que mantener, y no uno ocioso sino en campaña, tanto en Palestina como en los reinos ibéricos, para cuyo buen funcionamiento, dependía de la correcta administración de sus bienes materiales. Mucho "soldados de Cristo", pero que seguían a rajatabla aquello de a Dios rezando y con el mazo dando.

El promotor de tan "magnífica" idea que me hizo desplazarme desde Almería a Navarra con innumerables paradas - que no se yo muy bien por qué le llaman de "repostar", cuando lo único que me dejaban era mear-, fue un miembro que conocían por Rafael y no se que más, que con el tiempo llegué a enterarme que era todo un erudito en investigación y publicaciones a nivel europeo sobre Los Templarios. Bueno, ese tal Rafael y otro de la panda conocido por Juankar, que era su "discípulo amado".

Fechaban esta Encomienda templaria en 1.177 cuando Alfonso VI el Sabio les concedió a la Orden "villa y siervos de Aberin" y adquirió el rango de Encomienda en 1.184 y entre los trece Comendadores que tuvo a lo largo de su existencia, fue el primero frey Aimerich de Estuga, en 1225, y el último Frey Tomás en 1.304, aunque quien más duró en el cargo fuera frey Arnal Garín, que asistió al Capítulo General de Monzón, en 1234, y todavía estaba al mando en 1234 cuando el Papa Inocencio IV otorgó la bula de 11 de septiembre.

Que si este conjunto arquitectónico fortificado templo-granja, se alza sobre una loma, por cuya ladera sur se encarama el caserío, a su alrededor los cultivos se distribuyen en terrazas que bajan al valle, que si los edificios de la Encomienda, de dos plantas, estaban integrados en un recinto cuadrangular, amurallado, con torreones esquineros, en cuyo ángulo sureste se alza el templo, de fines del s.XII, dotado de una gran torre rectangular fortificada, que si dentro del conjunto, alrededor de un patio con pozo central, se agrupan los diversos edificios estructurados en crujías, como la residencia del Comendador, el dormitorio de los caballeros, las cocinas, el refectorio, la enfermería, y diversas estancias acordes con la función agrícola: granero, bodega, almacen de aperos, cuadras, etc., con varios pasadizos, subterráneos que parten del conjunto y van a parar a ciertas viviendas sitas al sur de la loma, que si bajo las terrazas del lado occidental, permanece oculto un aljibe similar al de Artaiz.... Y también existe una estructura octogonal, camuflada entre las casas, que pudo ser un palomar....¡ Tonterías de gente rara a la que tengo que aguantar sin haber probado bocado!.

Y en el corazón de todo el complejo, el templo de San Juan, personaje éste de preferente advocación templaria. Delante de su fachada principal miran ensimismados, poseídos,  su hermosa portada, y potente torre. Es un templo de una sola nave, dividida en cuatro tramos con un gran ábside semicircular en la cabecera. En el exterior fuertes muros de sillería y recios contrafuertes marcando los tramos y dividiendo el ábside, al que refuerzan  los arcos fajones del interior que voltean sobre columnas adosadas con enormes capiteles de bolas muy toscas pintados de oscuro en los que apoya la bóveda de cañón apuntado en la nave y en el ábside cuarto de esfera. A los pies la torre, magnífica de la misma anchura que la nave, tiene vanos de medio punto en los lados más estrechos; en su cara este aparece una serie de modillones.


Comentan entre ellos los dos grandes óculos en el lado de la epístola, y en el ábside tres ventanas abocinadas de arco de medio punto doble que voltea en columnas con capiteles tallados con temas vegetales e historiados.

Entraremos por su hermosa portada en el lado Sur, abocinada con cinco arquivoltas sobre columnas acodilladas con delicados capiteles, tallados con motivos típicos del románico y unas jambas biseladas que enmarcan lateralmente la puerta de herrajes medievales.


A mi, lo que más me gustó de todo fueron los capiteles con sus leones enfrentados, aves, sirenas, la Anunciación cobijada bajo unos arcos de medio punto.


Por lo demás, con un cabreo que echaba espuma por la boca y esa gentuza todo el día dando tumbos por los alrededores sin hacerme puñetero caso.


¿ Vosotros creéis que merecía la pena haberme quedado sin ver procesiones?. ¡ Para coger y matarlos!.





Mongui ha muerto y me deja desolado. Compañero, aventurero románico y vital desde hace doce años, se marcha al Edén y me deja un profundo vacío. Con el recorrí todo el románico hispano y extranjero. Manuel Gila (Almería)


Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates