secciones

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

OTRAS SECCIONES

HISTORIA DE ESPAÑA

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

Repoblar España desde Brañosera

Para nuestra desgracia nadie hará caso de este desgarrador lamento y el interior de España será ese desierto que ya vislumbramos.


Abrumados como estamos por la crisis económica de nunca acabar no nos damos cuenta de que otras crisis, igual de peligrosas pero más enmascaradas, nos van a comer por los pies. Los graves problemas de natalidad y repoblación son en realidad dos caras de la misma moneda, la llamamos progreso y modernidad.


Por algún motivo nos hemos creído que progreso y bienestar significan urbanismo y carencia de hijos. Y hemos pensado que sin tener hijos y viviendo amontonados en una megalópolis seremos más felices. Esta absurda situación la pusieron de relieve algunos alcaldes de la ruta de los foramontanos –qué momentos más felices he vivido en Ruente- que se reunieron el lunes pasado en Brañosera para celebrar la carta puebla otorgada por el conde Munio Núñez a los primeros pobladores de la montaña palentina.

Mientras pueblos y campos son abandonados por las autoridades, las ciudades se hacen cada año más inhumanas e inhabitables. Trasporte, ruido, encarecimiento y contaminación, además de despersonalización y hacinamiento, son el precio que estamos pagando por soportar la vida en condiciones imposibles.

Al mismo tiempo el abandonado mundo rural pierde calidad de vida, con el encarecimiento o desaparición de los servicios públicos. Cierran escuelas, consultorios y farmacias rurales y desaparecen otros servicios y comercios que por debajo de un determinado número de clientes son imposibles de mantener.

Hay sin embargo un tipo de ciudad hecha a medida del ser humano, de dimensiones medias, con distancias tolerables, con precios aceptables, con una elevadísima calidad de vida. Y sin embargo, centrados en otros problemas más urgentes pero no menos graves, estamos dando de lado a esta ciudad racional y humana. Los alcaldes de norte de Palencia y los de las zonas limítrofes de Cantabria hicieron en voz alta la muy sensata petición de una ley que facilite vivir e instalarse en los pueblos. Llamativamenete el presidente de la Diputación de Palencia pidió que se legisle para todos los ciudadanos, no sólo para los vecinos de las ciudades.

Para nuestra desgracia nadie hará caso de este desgarrador lamento y el interior de España será ese desierto que ya vislumbramos, nadie parece querer poner remedio, a lo peor es que no sabemos escoger a quienes nos gobiernan, en cuyo caso la culpa es de quienes se conforman.






Cuaderno de Pedro de Hoyos
Ver todos los artículos de esta serie en su cuaderno: "Es Palencia; es Castilla, oiga

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.