secciones

HISTORIAS DE NUESTRA HISTORIA

ANH

PUEBLOS DE ESPAÑA

HISTORIA DE ESPAÑA

El desconocido de sí mismo


Cuán exacto que nuestro nombre, nuestro apellido, porta enigmáticamente un trozo de la verdad 
de nuestro destino. 



Es un misterio de qué modo esa marca encarnada, nuestra nominación, anuncia nuestro modo de goce, nuestro guión-resumen, las huellas que el tsunami de la letra dejará en nuestro cuerpo y en nuestro modo de ser. En Fernando Pessoa, hoy estatua en "A Brasileira" lisboeta, está el “pessoa”, (persona en portugués, personaje en griego), y su escritura la veo como un intento de sostén y construcción de su persona, a través de sus personajes, y sobre todo de sus heterónimos.

Sus heterónimos son máscaras. Ocurre que son radicalmente distintas a él mismo, al contrario, por ejemplo, que Juan de Mairena y Machado que son él mismo, como ya dictó Octavio Paz en 1965 en su famoso artículo sobre Pessoa, “El desconocido de sí mismo”. Libro a libro me he topado con "el enigma Pessoa", con los Caeiro, Ricardo Reis y Álvaro Campos, tan desconocidos para el propio Pessoa, como diferentes entre sí, títeres y portavoces de las muchas ‘pessoa’ que habitaban al genial portugués, de hecho no es casual que "La vida plural de Fernando Pessoa" sea el título de una de sus mejores biografías.

Este proliferar de muchas personas en una persona, es la norma de lo que nos acontece, y no la excepción. Pessoa dirá «vivir es ser otro»; Rimbaud: «yo es otro»; Freud, hallará en los sueños, la vía regia para llegar a ese sujeto que habita en nosotros, y que no es nuestro “yo”, sino nuestro “otro”. Esa es la norma: nuestra división subjetiva, el desconocido que habita en nosotros, y que frecuentemente, si no lo tratamos bien, si no lo leemos, nos traiciona: ¡nos traicionó el inconsciente!, se dice en la calle. Odiarnos conduce a lo peor. Lo suyo es amar al desconocido que somos, siendo la escritura un intento más de dejar hablar a ese sujeto del inconsciente.

«No sé quién soy, qué alma tengo. Cuando hablo con sinceridad, no sé, con sinceridad, de qué hablo. Soy distintamente otro diferente de ese yo que no sé si existe», dirá Fernando Pessoa en 1914, en sus "Diarios", para añadir: «Me siento múltiple».

Me cae muy simpático Pessoa porque exclamó algo esencial: «siempre rechacé que me comprendieran», sabiendo lo difícil que es toparse con alguien que no exija ser comprendido, a la vez que no hace nada por dejar de ser el gran desconocido de sí mismo.




De la sección del autor en "Curiosón": "Vecinos ilustrados" @Aduriz2012

NUESTRO PERIÓDICO

Montaña palentina: Belleza y Arte

Entradas relacionadas:

RECORDANDO HISTORIAS - PRIMERAS ENTRADAS DEL BLOG

TE PUEDE INTERESAR

HISTORIAS Y ENSAYOS

CITADOS EN OTROS MEDIOS

REVISTA PERNIA

revista literaria pernía

Bienvenido

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.