REFRANES POPULARES, LAS MEJORES FOTOS Y PUEBLOS DE ESPAÑA

La peste del mar (I) - Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España

LA OLMEDA, 50 ANIVERSARIO

La peste del mar (I)

Síntomas.
Hasta que comenzó a utilizarse el vapor en los barcos a mediados del siglo XIX, invento que redujo sustancialmente la duración de los viajes, los mayores enemigos de la navegación, además de los temporales y tempestades de aquellos larguísimos desplazamientos fue “la peste del mar”, el temible escorbuto.
El escorbuto, la pelagra el beri beri… todas representan la misma carencia: la avitaminosis, la falta de ingesta de productos frescos que aporten vitamina C, cosa que entonces desconocían. Anterior a las largas travesías marítimas solo se conocía el escorbuto en poblaciones asediadas por largo tiempo, en campos de concentración y en penales mal atendidos.



La definición que hace el señor Ulloa en el “Diccionario Marítimo Español ”, Madrid, 1831 es como sigue:

“Escorbuto de mar, enfermedad epidémica que se padece en las largas navegaciones y consiste en una especie de corrupción de la sangre que más principalmente se manifiesta en las encías y acaba con los enfermos si antes no han podido desembarcarse y disfrutar de los antiescorbúticos y alimentos frescos de tierra”.

Urdaneta en su diario lo describe así:

“Todos los fallecidos mueren de crecerles las encías en tal cantidad que no pueden comer ninguna cosa. A menudo se sacan con un cuchillo tanto grueso de carne como de un dedo y al otro día las tienen tan crecidas como si no hubieran sacado nada. Todos los enfermos tienen dolores en el pecho y en las articulaciones, de tal forma que no pueden moverse”.

Un relato debido a Pascoe Thomas, hallado entre los papeles del “Centurión” lo describe de este modo:

”Todo empezó por un dolor en la articulación del dedo gordo del pie izquierdo. Apareció poco después una gran mancha negra en la parte afectada, con dolores muy intensos en el hueso. Empezaron a aparecer varios bultos duros en las piernas, los muslos y los brazos y no solo brotaron otras manchas negras en la piel sino que se extendieron hasta tener las piernas y los muslos tan negras como un negro…luego me llegó a la boca, se me aflojaron todos los dientes y las encías sobrecargadas de un exceso de sangre casi se me desprendieron todos los dientes lo cual causaba un olor fétido…creo que una semana más en el mar hubiera acabado conmigo…”

    Cuando desembarcaban, los que habían sobrevivido mejoraban en muy  pocos días ingiriendo comidas normales. Pero entonces se achacaba la enfermedad a la falta de higiene a bordo y el duro trabajo que realizaban.

Imagen: www.britishempire.co.uk






Una sección de Elisa Gómez Pedraja para Curiosón, 2018

Curiosón | refranes populares | las mejores fotos | pueblos de España Designed by Templateism.com Copyright © 2014

@Froilán de Lózar, desde 1983.. Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates